Sucesos/Tribunales

Cae una red que utilizaba camiones de carga para transportar hachís desde Ceuta a Europa

zx1
photo_camera Droga incautada en uno de los camiones intervenidos (GUARDIA CIVIL)
El líder de la banda constituía empresas de transporte cuyos servicios utilizaba como tapadera de sus actividades ilícitas. Tres personas han sido detenidas. 

Un operativo policial en el que han participado varias comandancias de la Guardia Civil ha permitido la detención de tres personas como presuntos integrantes de una banda dedicada al tráfico de hachís a bordo de camiones. La denominada “Operación Tiles” ha permitido también la identificación de cinco personas a las que se investiga por su participación en la red. Los narcos utilizaban como tapadera diversas empresas dedicadas al transporte para el traslado de la droga.

Las investigaciones comenzaron después de que el 19 de septiembre del año pasado la Guardia Civil detuviera a una persona que pretendía embarcar en un ferry con destino a Algeciras al volante de un tractor-camión en cuyo remolque transportaba 465 kilos de hachís.

Las pesquisas permitieron localizar una zona industrial de la ciudad como el lugar donde los traficantes habían cargado la droga en un doble fondo del remolque. También se consiguió identificar a otras personas implicadas.

La Unidad Orgánica de la Policía Judicial (UOPJ) de la Comandancia de Ceuta, en coordinación con su homóloga de Barcelona, emprendió entonces una investigación que se saldó con la identificación de un individuo residente en Cataluña a quien se atribuyó el liderazgo y la dirección del pase de droga abortado en el puerto. El detenido habría constituido, a través de testaferros, varias empresas de transporte de las que ostentaba la administración real para utilizarlas como cobertura de sus actividades ilícitas.

Las empresas del detenido ofertaban transportes nacionales e internacionales de mercancías, viajes que aprovechaba la red para el pase de la droga a la Península.

Las investigaciones continuaron hasta que el 28 de febrero de este año se conseguía interceptar en el peaje de la autopista AP-8 (Irún-Ventas) otro camión, que se dirigía a Bélgica cargado en esta ocasión con más de 230 kilos de hachís.

Los detenidos están acusados de los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a grupo criminal. Los agentes han practicado dos registros domiciliarios en Ceuta y otro en la localidad barcelonesa de Argentona, lugar de residencia del líder del grupo.

Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción de Ceuta.

Comentarios