Sucesos/Tribunales

Elcano incide en la prevención de la radicalización

La captación de menores por el Daesh no es algo novedoso, asegura una investigadora

yihadista
photo_camera Los componentes de la célula yihadista, en el momento de su traslado por la Policía Nacional / ANTONIO SEMPERE

La última operación llevada a cabo contra el yihadismo en Ceuta, hace ahora una semana, puso de manifiesto un nuevo fenómeno: la captación de menores por el Daesh. Algo que, sin embargo, no resulta novedoso, según explica la investigadora del Real Instituto Elcano, Carola García-Calvo.

Según la investigadora, en declaraciones a lainformación.com, la fórmula no es nueva y a su entender ya se ha visto como el Estado Islámico ha utilizado niños desde el principio para entrenarles ideológicamente y militarmente para que se conviertan en nuevos muyahidines.

García Calvo asegura que los niños son mucho fáciles por su falta de madurez intelectual y vulnerabilidad. Una vez que se consigue captarlos son mucho más leales y fieles. En nuestro país no teníamos mucho conocimiento, pero ya en 2014 fue detenida una menor a punto de viajar al Califato, por lo que entiende que no es un fenómenos tan novedoso.

La organizadora del IV Foro Elcano sobre Terrorismo Global agrega que un año después de los atentados de París, no se puede decir que la amenaza sea menor, es más, incluso entiende que se ha incrementado a raíz de los últimos cambios también en el propio movimiento del grupo yihadista.

En su cuarta edición, celebrada el martes, el Foro Elcano sobre Terrorismo Global (FETG)  ha puesto  el foco en la prevención de la radicalización violenta asociada al terrorismo yihadista, así como de iniciativas relacionadas con la desradicalización y rehabilitación de individuos que se implicaron en actividades relacionadas con esa expresión actual y mundializada del fenómeno terrorista.

España, dice García Calvo, no es un país que esté tan afectado por la amenaza de la movilización yihadista como otros vecinos europeos, como Francia o Reino Unido. Si se compara en términos de movilización de individuos, en Francia hay unos 2000 y en España unos 190. Las cifras son distintas, aunque esto no significa que no exista amenaza. La amenaza es compartida por los países europeos y España como tal está incluida. Ahora bien, desde el año 2013, en España se han detenido a 150 personas. Unas cifras que si bien no son tan llamativas, tienen su importancia. En términos de amenaza no podemos decir que estemos al margen.

Pese a ello, en el foro también se analizó el fenómeno de los foreign fighterlos extranjeros que abandonan sus países para unirse a la yihad en Siria o Irak. Así, un reciente estudio marroquí duplica la cifra oficial de yihadistas procedentes de España. Según el Centro Marroquí de Estudios Estratégicos (CMSE, por sus siglas en francés), hasta 450 españoles o residentes en España han viajado en los últimos dos años a los campos de entrenamiento del Daesh en Siria e Irak, lo que duplica la cifra ofrecida hasta la fecha por el Ministerio español del Interior, que se queda en 190.

España cuenta desde 2005 con un plan de prevención de la radicalización, del que todavía no se ha avanzado mucho en su implementación. Este viernes, además se anunció un plan de rehabilitación en prisiones, que son un sitio muy sensible y vulnerable para la radicalización.

Además de los retornados, los participantes en el foro han hecho hincapié en los presos que salen en libertad. Así los datos del Reino Unido reflejan que un tercio de los condenados por terrorismo, unos 370, excarcelados "se han negado en redondo" a participar en programas de reintegración.

Comentarios