Sucesos/Tribunales

El Colegio de Médicos acusará en el caso de la agresión a trabajadores del 061 en 2019

imagen concentración apoyo 061
photo_camera imagen concentración apoyo 061

El juicio se ha suspendido por incomparecencia del acusado y se ha acordado fijar una nueva fecha para su celebración.

El Colegio de Médicos de Ceuta, a través de su abogado Javier García Cossio, ha acudido hoy a los juzgados como acusación popular contra el presunto agresor del equipo del 061. El juicio ha tenido que suspenderse por incomparecencia del acusado y se ha acordado fijar una nueva fecha para su celebración.

En julio de 2019, cuatro personas del equipo médico del 061 fueron presuntamente retenidas y atacadas, tras una intervención en el domicilio de un paciente. Según explican los afectados, el agresor intimidó a los sanitarios y les atacó, provocándoles diversas lesiones. Tras este incidente, el presunto atacante fue detenido y puesto a disposición judicial. Las víctimas se dirigieron a la comisaría para presentar las pertinentes denuncias y condenar los actos de violencia al personal sanitario.

El juzgado admitió días después la acusación popular presentada por el Colegio de Médicos de Ceuta en defensa del equipo del 061. Tras este nuevo caso de violencia sanitaria, el órgano colegial dio instrucciones a sus servicios jurídicos de personarse como acusación popular en defensa de las víctimas.

El Dr. Enrique Roviralta, presidente del Colegio de Médicos de Ceuta, ha mostrado en varias ocasiones su preocupación sobre el tema y ha explicado que las medidas actuales no son suficientes, puesto que las agresiones van en aumento. Desde el Colegio de Médicos se reitera la condena ante cualquier acto de violencia contra los profesionales de la salud en el ejercicio de sus funciones. Además, se recuerda a los sanitarios la importancia de denunciar cualquier tipo de agresión y de llegar hasta las últimas consecuencias.

El Colegio, como corporación de derecho público, continuará realizando actuaciones de sensibilización para las administraciones públicas, los profesionales y la ciudadanía, visibilizando el grave problema que significan las agresiones a sanitarios. Asimismo, defenderá a los facultativos con todos los medios disponibles ante una lacra que, lejos de desaparecer, sigue aumentando.