Sucesos/Tribunales

Afirma que el texto presentado no es el pactado con UGT y CCOO

CSIF elude enfrentarse al Gobierno y no se ratifica en la denuncia contra Emilio Carreira y Juan Vivas

malika-csif
photo_camera Malika Al La, a su llegada a la sede de los juzgados (C.A.)

La presidenta de la gestora de CSIF, Malika Al Lal, se ha desmarcado esta mañana ante la titular del Juzgado de Instrucción número 5 de la denuncia que su sindicato había interpuesto junto a UGT y CCOO contra el Gobierno por la presunta comisión de delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos. Al Lal ha asegurado que el sindicato al que representa no se ratifica en la denuncia presentada.

La representante sindical no entiende lo que “es lo que están reivindicando los trabajadores”. En este sentido, Malika ha asegurado que ha preguntado a los representantes de su sindicato sobre este particular y “me han dicho que no saben”.

En la denuncia se explica que Tragsa hacía labores de limpieza que estaban encomendadas a Trace, actual concesionaria del servicio de limpieza de la ciudad.

En el documento aparece un sello con la firma de la sindicalista “y el trabajador que lo ha puesto ya me ha pedido perdón, que ha sido un error y me ha dicho que puso el sello sin darse cuenta”. Otro dato que ha desvelado Malika ha sido que en el comité de empresa “se pactó otro documento y que a su representante en Trace se lo presentaron y le puso el sello”.

Cuando tuvo conocimiento de todo lo sucedido, la presidenta de la gestora del sindicato se puso en contacto con los servicios jurídicos del mismo “y me dijeron que había que abrirle un expediente disciplinario por haber utilizado fraudulentamente las siglas del CSIF y mi nombre”.

Malika ha reconocido que puede presentar una querella por usurpación contra el trabajador, “aunque no es mi condición y la verdad es que me da mucha pena tener que presentar una denuncia contra un trabajador que ya me ha pedido disculpas” y que todo ha sido un error.

Comentarios