Sucesos/Tribunales

La Policía detiene a una empleada doméstica por robar joyas a sus empleadores

La mujer, de 30 años y sin antecedentes penales, reconoció haber vendido algunas de las alhajas en Marruecos

Agentes de la Policía Nacional detuvieron la pasada semana a una empleada doméstica a la que se atribuye el robo de varias joyas en el domicilio donde prestaba sus servicios. Las pesquisas comenzaron a raíz de la denuncia presentada por los propietarios de la vivienda. Los empleadores de la detenida echaron en falta las alhajas que guardaban en un joyero.

Tras comprobar que ninguno de los accesos al domicilio había sido forzado, la policía procedió a la detención de la empleada que, según el testimonio de sus patronos, había sido la única en tener acceso a la vivienda. La mujer, F.B., de 30 años, reconoció en dependencias policiales haber sustraído algunas de las joyas desaparecidas y haberlas vendido en Marruecos.

Entre las joyas sustraídas figuran varias pulseras, broches, prendedores, anillos y un solitario fabricados en oro.

La detenida, que carece de antecedentes penales fue puesta a disposición judicial.

Por otro lado, agentes del mismo cuerpo detenían ayer a dos personas en posesión de 600 gramos de hachís. Los arrestados intentaban embarcar a Algeciras. Los arrestados son S.C.G y I.A.M., éste último con antecedentes por tráfico de estupefacientes y tenencia de armas. Ambos tienen 20 años y residen en Ceuta.

Comentarios