Sucesos/Tribunales

Más de medio millar de personas se concentran en la Plaza de los Reyes

Los docentes ceutíes salen a la calle para defender la inocencia de sus colegas detenidos por abusos

Los maestros critican la indefensión en la que aseguran se encuentran ante denuncias como las que han motivado las detenciones de sus dos compañeros. 

El llamamiento de la familia de Claudio, el profesor de educación física detenido hoy por la Policía Nacional acusado por una madre de abusar sexualmente de un alumno, ha bastado para que más de medio millar de docentes abarrotaran esta tarde la Plaza de los Reyes en solidaridad con sus compañeros arrestados.

En la improvisada concentración han estado presentes representantes de partidos políticos y sindicatos y una amplísima representación del gremio de maestros ceutíes. “Somos víctima de una gran mafia”, denunciaba ante los concentrados el representante de la Asociación de Docentes de Educación Física, José Luis Cordero. Y es que entre los docentes se ha instalado la convicción que las detenciones de Claudio y Jose, éste último arrestado el pasado lunes y enviado a prisión preventiva por el juez, son el resultado de denuncias inspiradas por intereses espurios.

Los profesores han criticado el hecho de que la mera denuncia de una familia pueda acabar, sin mayores pesquisas, en la detención del maestro señalado y, como en el caso del primero de los docentes arrestado, en su ingreso en prisión. “¿Qué capacidad tiene un maestro ante esto para ir mañana al colegio? No vamos a poder recoger ni siquiera a un niño del suelo”, protestaba micrófono en mano el profesor de la Facultad de Educación, Miguel Jiménez.

Las intervenciones de la esposa de Claudio y del padre de Jose han constituido el momento más emotivo del acto. “Si tengo llanto es por impotencia, porque todos estamos aquí y él está en el calabozo”, lamentaba Satila Quero, pareja del profesor detenido hoy.

Los familiares de los dos detenidos, acompañados de representantes de la Junta de Personal Docente, se han entrevistado en la sede de la Delegación del Gobierno con su titular, Salvadora Mateos, y el director provincial del Ministerio de Educación, Javier Martínez. Durante el encuentro, que se ha prolongado por espacio de media hora, los familiares han expresado a la delegada sus críticas al procedimiento policial seguido en el caso de las denuncias de esta naturaleza formuladas contra el personal docente.

Comentarios