Sucesos/Tribunales

El CGPJ reconoce que existen ciertas disfunciones organizativas en la Oficina Judicial de Ceuta

Los representantes de la Justicia, hace unas horas en Ceuta./M.G.
photo_cameraLos representantes de la Justicia, hace unas horas en Ceuta./M.G.

El Consejo General del Poder Judicial, a través de Gerardo Martínez Tristán, advierte sobre los problemas en la planta judicial

El vocal del Consejo General del Poder Judicial (GGPJ), Gerardo Martínez Ferrán, ha advertido de que se las instancias judiciales de Ceuta están teniendo un problema de reorganización en lo referente a la Oficina Judicial.

Martínez Tristán atendió a los medios de información después de una reunión con los jueces de  Ceuta a la que asistió junto con el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Lorenzo del Río, así como el presidente de la Audiencia Provincial de Cádiz, Manuel María Estrella. 

Lorenzo del Río dice que hay “interés” por conocer la problemática de Ceuta y que van a mantener una reunión el próximo jueves con el objetivo de mejorar la implantación de la Oficina Judicial en Ceuta. En todo caso, se trata de conseguir “soluciones a corto plazo. Creemos que hay que gestionar mejor los recursos”.

Por su parte, Gerardo Martínez, indicó que la reunión de anoche en el Palacio de la Asamblea, tenía como objetivo “reeditar” las jornadas multidisciplinares de cara a su sexta edición.

“Éxito, prestigio y tradición”, fueron algunos de los calificativos que utilizó el vocal del CGPJ en torno a la participación. Ensalzó la labor de instituciones judiciales.

Los juzgados de Ceuta “necesitan mejoras”, pero ahora bien, “conceptualmente la planta judicial está equilibrada” según el magistrado. “Otra cosa es la organización”, apunta.

Se están produciendo, señala, “disfunciones”. El juez es el último responsable, añade Gerardo Martínez Ferrán, pero se encuentran sujetos, por mor de imponderables, a “dilaciones indebidas”.

Ahora bien, hay un compromiso y es que el Ministerio de Justicia “va a hacer todo lo posible dentro de sus competencias”.

En cuanto a la plantilla de trabajadores judiciales, Martínez Tristán, subraya que en principio es “la adecuada”. Es “suficiente” y se mueve dentro de un equilibrio. Desde la perspectiva de las altas instancias judiciales, “funciona muy bien”, teniendo en cuenta aspectos relaciondos con la calidad y la aptitud: “funciona perfectamente bien”, recalca el magistrado aumentando el grado de satisfacción por parte de las altas instituciones judiciales.

Comentarios