Sucesos/Tribunales

ya se han formalizado al menos once denuncias contra él

El empleado del colegio acusado de tocamientos a niñas, a prisión

Módulo de celdas de la prisión de Fuerte Mendizábal (C.A.)
photo_camera Módulo de celdas de la prisión de Fuerte Mendizábal (C.A.)

J.G.C., un hombre de unos 50 años, está acusado de la presunta comisión de un delito continuado de abuso sexual a menores de 16 años.

El empleado del colegio Lope de Vega acusado de abusar de alumnas del centro ha ingresado en prisión esta tarde por decisión del titular del Juzgado de Instrucción número 2. La juez ha decretado priosión preventiva, comunicada y sin fianza para el acusado por un delito continuado de abuso sexual a menores de 16 años. J.G.C, que. ha negado durante su comparecencia ante la juez los hechos que se le imputan, es un hombre de unos 50 años que ejercía como operario de mantenimiento en el centro, puesto de trabajo que había logrado a través del programa de los Planes de Empleo. El presunto autor de los tocamientos a varias niñas del colegio ha sido aislado siguiendo el protocolo penitenciario que se aplica a los acusados de delitos sexuales.

El caso arranca después de que la madre de una de las alumnas del centro presentara una denuncia en la Jefatura Superior de la Policía Nacional. En la misma se da cuenta de un presunto acoso y tocamiento de este persona a su hija.

El número de denuncias que le señalan como autor de tocamientos a varias niñas ha ido aumentado hasta alcanzar, según han confirmado fuentes de la investigación, las once.

Algunos de los casos denunciados se produjeron presuntamente en el entorno y en el interior del colegio. Los investigadores se confiesan sorprendidos ante el hecho de la aparición de tantos casos después de la denuncia interpuesta por los progenitores de la niña con la que se inició todo, ya que con anterioridad no existía denuncia alguna al respecto.

Comentarios