Sucesos/Tribunales

Audiencia nacional

El exdelegado Luis Vicente Moro, en una lista de 60 investigados en la Operación Lezo

El ex delegado del Gobierno en Ceuta, Luis Vicente Moro Díaz. / El pueblo
photo_cameraEl ex delegado del Gobierno en Ceuta, Luis Vicente Moro Díaz. / El pueblo

Se trata de órdenes de embargo en las que aparece Luis Vicente Moro Díaz por diligencias por presunta comisión de delitos.

El titular del Juzgado Central número 6 de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, ha firmado, el pasado 18 de abril, órdenes de embargo en las que se explica que se siguen diligencias por una presunta comisión de delitos contra el exdelegado del Gobierno en Ceuta, Luis Vicente Moro Díaz, y 59 personas más.

Velasco además ha incluido como investigados dentro de la operación Lezo al ex ministro de Trabajo Eduardo Zaplana y al empresario Juan Miguel Villar Mir, dueño de la constructora OHL. La lista de investigados asciende a 60 y el magistrado también ha incluido entre ellos al que fuera viceconsejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid e imputado en la Gürtel, Alberto López Viejo.

La citada operación se inició el pasado miércoles 19 de abril con la orden para detener a 12 personas, entre las que se encontraban el ex presidente de la comunidad de Madrid Ignacio González, su hermano Pablo y su cuñado José Juan Caballero.

La relación entre Moro e Ignacio González ya viene recogida en una entrevista publicada por El País en 2009. Moro reconoció ante el periodista que en el año 2008 entregó a Ignacio González un borrador para la creación de una especie de servicio secreto autonómico con el objetivo de proteger a altos cargos del Gobierno regional que ya se sentían espiados. Finalmente, el proyecto para la creación de ese centro autonómico de inteligencia quedó guardado en el despacho de Ignacio González, uno de los protagonistas principales de la trama madrileña.

Luis Vicente Moro ya había sido condenado a dos años y dos meses de prisión y a otros doce de inhabilitación por un delito continuado de revelación de secretos y otro de prevaricación durante su etapa al frente de la Delegación del Gobierno en Ceuta. También en su etapa como delegado en Ceuta, Moro fue absuelto de los delitos de detención ilegal y de prevaricación por los que fue acusado tras la expulsión de varios menores marroquíes a su país de origen en 1998.

Comentarios