Sucesos/Tribunales

LA FAMILIA PIDE MEDIDAS CAUTELARES

La exconsejera de Gobernación, Yolanda Bel, declara como testigo en el caso Mizzian

La que fuese consejera de Gobernación ha acudido a declarar como testigo este jueves, al igual que algunos funcionarios del Ayuntamiento, ante el titular del juzgado de instrucción número 4 que investiga la no ejecución de una condena a dos policía locales que siguen ejerciendo. 

La exconsejera acudió pasadas las diez y media de la mañana, aunque permaneció poco tiempo en las dependencias del juzgado de Instrucción número 4. A la salida, la política del Partido Popular declinó hacer ningún tipo de declaraciones a este medio, aunque reconoció que había acudido en calidad de testigo.

Por otro lado, la familia, según un portavoz de la misma, ha dado instrucciones a su letrado para solicita a la autoridad judicial medidas cautelares para la ejecución de la sentencia de inmediato, que es lo único que desea, ya que la sentencia es del año 2012.

En este caso ya han declarado juristas y funcionarios relacionados con el caso. Algunos, al igual que en la jornada de hoy, pasaron por la sede judicial el pasado 23 de mayo para responder, entre otras cosas, por el sobreseimiento. La Fiscalía cuestiona la forma “anormal de terminación del expediente que nunca le fue propuesta y que contradecía tanto la propuesta del instructor como los informes emitidos por los técnicos de Recursos Humanos”.

Los dos policías locales fueron condenados por incurrir en un delito de lesiones sobre Abselam Mohamed, de 57 años, padre del líder del Partido Democrático y Social de Ceuta (PDSC), Tarek Mizzian. La familia Mizzian se ha personado en esta denuncia de Fiscalía como acusación particular.

Comentarios