Sucesos/Tribunales

El ataque, del que ha sido objetivo un vehículo de la línea 7, se ha registrado en torno a las cuatro y media de la tarde

Un grupo de vándalos apedrea un autobús urbano en Miramar

Estado en el que ha quedado el autobús atacado (CEDIDA)
photo_cameraEstado en el que ha quedado el autobús atacado (CEDIDA)

Una niña de 12 años ha recibido asistencia médica, aunque no ha sufrido ninguna herida por cortes o impactos.

Los autobuses urbanos de la empresa Hadú Almadraba han vuelto a ser víctimas de un acto vandálico que, en esta ocasión, se ha saldado con dos heridos. Según explican responsables de la empresa, el incidente se ha producido en torno a las cuatro y media de la tarde cuando varias personas han arrojado piedras contra el automóvil a su paso por Miramar Alto, ocasionando la rotura de las lunas. En ese momento el autobús, que cubre la línea 7, transportaba a un número considerable de viajeros.

A consecuencia del ataque una niña de 12 ha tenido que recibir asistencia médica, aunque no ha resultado herida. 

Los autobuses de la Hadú Almadraba son desde hace años objetivo de los vándalos, que han causado un sinfín de daños a la flota del servicio. El último incidente se registró pasado día 22 en un vehículo de la línea 4. En aquella ocasión, una piedra impactó contra una de las ventanas del autobús a su paso por Miramar.

 

Condena

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO ha reclamado a la Ciudad la adopción de medidas de protección y seguridad para frenar los actos violentos de los que vienen siendo víctimas los autobuses urbanos. “Trabajar o moverse por la ciudad no puede ser una actividad peligrosa”, exige el sindicato en un comunicado.

 

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad