Sucesos/Tribunales

Hamed Abderrahaman Ahmed, el “talibán español”

Base-Naval-de-Guantánamo
photo_camera Hamed Abderraman estuvo dos años detenido en Guantánamo / C.A.

Hamed Abderrahaman Ahmed, de 45 años, detenido esta madrugada en la operación antiyihadista llevada a cabo por la Policía Nacional, en colaboración con la Gendarmería marroquí, es nacido en Marruecos y vecino de Ceuta. Estuvo encarcelado durante dos años en la base estadounidense en Cuba de Guantánamo  por su vinculación con Al Qaeda.

Nacido en 1974, cuando abandonó Ceuta dijo a los suyos que iba a buscar un trabajo en Londres y profundizar en sus estudios del Corán. Posteriormente fue capturado y detenido por soldados paquistaníes en ese país en el otoño de 2001, con motivo de la intervención de las fuerzas estadounidenses en Afganistán. Quedó bajo  a la custodia militar de Estados Unidos  y fue internado en Guantánamo como presunto combatiente desde principios de 2002 al 13 de febrero de 2004.

En 2004 fue extraditado a España para enfrentarse a cargos por terrorismo, basados en las confesiones hechas bajo custodia estadounidense. Las autoridades españolas alegaron que Abderrahaman Ahmed era un miembro de una célula española de Al Qaeda. Fue condenado por esos cargos por la Audiencia Nacional (AN) en 2005 a seis años de prisión

Tras presentar un recurso, el conocido como el "talibán español" fue absuelto el 24 de julio de 2006 por el Tribunal Supremo (TS) del delito de integración en banda armada -Al Qaeda- por el que fue condenado a 6 años de cárcel por la Audiencia Nacional, al estimar que esa condena se produjo sin pruebas suficientes.

La sentencia del Supremo, que anuló la de la Audiencia Nacional, indicó que "existió una vulneración del derecho a la presunción de inocencia del recurrente".

Para el Alto Tribunal, "la sentencia condenatoria no supera, ni con mucho, el canon de 'certeza más allá de toda duda razonable' que es exigible a toda condena como con reiteración tiene declarado el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), nuestro Tribunal Constitucional y esta propia Sala", se dijo en esa sentencia.

El Supremo ordenó la puesta en libertad inmediata del ceutí, que se produjo el pasado 20 de junio, día en el que salió de la prisión de Algeciras en la que estaba recluido,

En la citada sentencia se recordó que los hechos se refieren a que Hamed Abderrahaman efectuó un viaje desde Ceuta hasta Afganistán en julio de 2001 con el fin de recibir entrenamiento para realizar la yihad y desde Teherán viajó en taxi hasta aquél país, siendo ayudado por miembros talibanes".

"Una vez en Kandahar fue adoctrinado sobre la Yihad… y entrenado físicamente recibiendo enseñanza teórica y práctica del manejo de armas y –se explicaba en la sentencia- tras los sucesos del 11 de septiembre de 2001, y ante la inminencia de la intervención del ejército de los Estados Unidos en Afganistán, huyó a Pakistán".

En Pakistán fue capturado por militares paquistaníes, permaneciendo detenido dos meses en distintos lugares hasta que fue entregado a fuerzas militares americanas, quienes le trasladaron a la base de Guantánamo, donde permaneció recluido hasta el 13 de febrero de 2002 y el 13 de febrero de 2004 fue entregado a las autoridades españolas. La Audiencia estableció que podía descontar de su condena los cinco meses que estuvo en prisión preventiva en España, entre febrero y julio de 2004, pero no los dos años que permaneció en Guantánamo.

Según el pronunciamiento del TS, en la sentencia de la Audiencia "se aprecian errores de interpretación y omisiones importantes" y así, se dijo, la Audiencia silencia la declaración explícita de que "está en contra del terrorismo, que condena la actividad terrorista de Al Qaeda y que, en fin, fue un crimen los hechos del 11 de septiembre de 2001".

Comentarios