Sucesos/Tribunales

Con la intervención de 670 kilos de sustancia estupefaciente

El CNP da por desmantelada una red organizada que usaba veleros para llevar hachís a la Península

La operación llevada a cabo en la noche del pasado viernes por la Policía Nacional y en la que se incautaron 670 kilos de hachís ocultos en un velero en el puerto deportivo de Ceuta ha dado por desmantelada una red organizada que se dedicaba desde hace algunos meses al suministro de sustancia estupefaciente a través de barcos deportivos.

La organización, según fuentes conocedoras del caso, esperaba la llegada de las embarcaciones de recreo hasta las instalaciones del puerto deportivo ceutí. Una vez aquí y a través de un contacto que ha sido uno de los cinco detenidos, se ponía en marcha el dispositivo necesario para, a través de bolsas de plástico de supermercados, trasladar la droga hasta el interior del barco.

Los investigadores de la Policía Nacional llevaban meses trabajando en el asunto hasta que en la noche del viernes decidieron explotar la operación, en la que se ha detenido a cinco personas.

Las vigilancias realizadas por los agentes condujeron a detectar un velero de alquiler. Sus tripulantes, con apariencia de turistas, realizaron varias compras voluminosas en un supermercado de la ciudad y llevaron las bolsas hasta el puerto a bordo de un taxi.

Los movimientos de los tripulantes, tres hombres de nacionalidad inglesa, un taxista y una mujer que los acompañaba, llamaron la atención de los agentes que procedieron a identificar a estas personas y a comprobar el contenido de los objetos que portaban, hallando 230 kilogramos de hachís ocultos en 16 bolsas de plástico de supermercado. Durante el posterior registro de la embarcación se localizaron otros 440 kilogramos de hachís escondidos en diversos habitáculos, todos ellos dispuestos para su transporte a la Península.

En ese momento se detuvo a las cinco personas, incluido el taxista, como presuntos autores de un delito de tráfico de hachís y se intervinieron 16 bolsas que contenían unos 230 kilogramos de hachís.  Seguidamente se realizó un registro del interior del barco, en el que se intervinieron otros 440 kilogramos de hachís, escondidos en varios habitáculos ocultos en diferentes estancias del velero. La droga, que procedería de Marruecos, habría estado oculta en algún lugar de Ceuta hasta la llegada del velero, que se iba a hacer cargo de su transporte a la Península.

 

Comentarios