Sucesos/Tribunales

El Ministerio Fiscal cambia de criterio

El Jurado declara culpables a los dos acusados del asesinato de "Gufito"

puente quemadero
photo_camera El crimen se cometió en la rotonda del Puente Quemadero/ C.A.

Los miembros del Jurado consideran a Fathi Z.M.A. e Ibad C.M., alias "Huveda", como los autores de los disparos que acabaron con la vida de Mohamed Ennakra "Gufito" el 10 de agosto de 2014. 

El jurado ha declarado culpables del asesinato en agosto de 2014 de Mohamed Ennakra, “Gufito”, a Fathi Z.M.A. e Ibad C.M., alias “Huveda”.

Tras el veredicto, el Ministerio Fiscal ha cambiado el posicionamiento que ha mantenido durante todas las jornadas del juicio y ha pasado de solicitar la absolución de los acusados a pedir las penas máximas para los mismos. Esto es, 20 años por el delito de asesinato y 2 por el de tenencia ilícita de armas para Fathi y Huveda. La Fiscal ha fundamentado su decisión en la forma de ejecución del acto delictivo, la pertenencia a banda armada de los acusados.

Los abogados de la acusación, Lucinia Llanos y Pablo Miquel, también han pedido las penas máximas, ratificándose en las tesis que han mantenido durante todo el proceso. Tanto uno como otro letrado siempre sostuvieron que había pruebas suficientes para que el jurado emitiera un veredicto condenatorio.

Por su parte, los letrados de la defensa de Fathi y Huveda han solicitado las penas mínimas. 15 años para cada uno de los acusados por el delito de asesinato y 2 por tenencia ilícita de armas.  

Los hechos juzgados nos sitúan sobre las 00.30 horas del día 10 de agosto de 2014, cuando un individuo no identificado, que viajaba a bordo de un vehículo marca Mercedes, interceptó a Mohamed Ennakra cuando éste conducía un automóvil Fiat Estilo a la altura de la rotonda del Puente Quemadero, en la barriada El Príncipe. En ese instante, una motocicleta con dos ocupantes se dirigió hacia el vehículo de Ennakra disparando contra la ventanilla del conductor, que resultó mortalmente herido.

Tras los disparos, el vehículo en el que viajaba la victima circuló entre tres y cinco metros, e impactó contra una farola.

La acusación fundaba sus argumentos acusatorios en un testigo de cargo que aseguraba haber identificado a los acusados como las personas que viajaban en la motocicleta desde la que se hicieron los disparos. Durante las sesiones, han prestado testimonio familiares de las víctimas y agentes de la Policía Nacional que participaron en las investigaciones.

 

Comentarios