Sucesos/Tribunales

La Cámara de Comercio organiza una jornada explicativa sobre la factura electrónica

En la ciudad hay siete centros que cuentan con comedor
photo_cameraEn la ciudad hay siete centros que cuentan con comedor

Desde el pasado día 15 las empresas proveedoras de la Administración debe adecuar sus facturas a las nuevas tecnologías

El miércoles el Ministerio de Educación hacía pública la lista de becas para que los menores con escasos recursos pudieran comer en alguno de los siete centros de la ciudad que cuentan con comedor. De las 615 ayudas previstas en un principio, estas se han elevado a 733, por lo que hay 118 niños que tienen derecho a comedor pero sin sitio.

“Hasta ahora era 800 niños los que usaban los comedores. Pero el ministerio decidió que era mejor dividir a partes iguales las 1.200 becas disponibles entre Ceuta y Melilla cuando en la ciudad hay siete centros que tienen comedor y en Melilla sólo hay dos. 200 niños que se hubiesen quedado sin comedor si la Ciudad no se hubiera hecho cargo de sus becas. Pues bien, ahora, como es lógico, en Melilla sobran becas por falta de espacio y al parecer se las van a dar a Ceuta por lo que contaremos con 118 niños más”, añade Lobato. Una buena noticia a priori pero el problema es que ahora la falta de espacio está en Ceuta.

“Como siempre hay falta de planificación por parte del Ministerio, que no conoce la realidad de la educación ceutí, ni escucha a quienes a diario trabajan con los menores, como por ejemplo el trabajador social que conoce las necesidades de cada niño porque visita sus casas y conoce el entorno. Desde Madrid llevan a cabo una política errática”, explica Francisco Lobato, responsable de educación en UGT, quien no entiende los motivos que han llevado al ministerio a tomar estas medidas, “llevamos 20 años con los comedores escolares y nunca ha habido ningún problema hasta que se ha metido la administración”.

 

Los problemas se acumulan

Los problemas no acaban aquí. Hasta ahora la adjudicación de becas la hacía cada uno de los siete centros según el número de plazas disponibles y contando con el trabajador social. Pero ahora, el ministerio ha cambiado la fórmula. “Se dan las becas a través de una bolsa única para todos los centros y según  la renta, lo que es un problema porque no todos los centros cuentan con servicio de comedor”, explica Lobato.

Por otro lado, “en verano el ministerio se desentendió de los comedores al haber acabado el curso. Fue el Gobierno de la ciudad quien decidió hacerse cargo de este pago. Deuda de la que se ha desentendido el ministerio porque considera que los centros han actuado por su cuenta sin tener en cuenta los cambios ya anunciados en el sistema de becas de comedor”, asegura el responsable del ramo de UGT. Será el Gobierno de la ciudad quien finalmente se haga cargo de esta deuda “que podría resolverse este mes”, tal y como ha anunciado la consejera de Educación, Mabel Deu, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad