Sucesos/Tribunales

Las fuerzas de seguridad se desplegaron en un importante operativo de prevención en las zonas céntricas

Policía Nacional y Local no descansaron tratando de preservar la seguridad en la celebración de las fiestas

kioscoLa mampara que intentaron destrozar los delincuentes./M.G.Si hay quien no descansa aunque sea fiesta son, entre otros, los componentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Pudo comprobarse ayer durante las celebraciones callejeras de la Navidad, con un amplio, potente y eficaz despliegue de miembros del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local, en este caso último, fundamentalmente de la Unidad de Intervención Rápida.

Desde primeras horas de la tarde, antes de que se empezaran a concentrar miles de personas para celebrar las fiestas, ya los agentes imponían su presencia, lo que brindaba a todos una sensación de seguridad. Comenzaron a realizar controles selectivos y de identificación de personas con el principal objetivo de priorizar la prevención.

Los agentes patrullaban en grupos de al menos cinco efectivos, con actitud calmada pero firme y tratando de que no se "colara" en la fiesta ningún "invitado" no deseado. Fundamentalmente en este tipo de eventos se producen hurtos al descuido, aunque también se está atento al tráfico de drogas a pequeña escala, peleas a causa de la excesiva ingesta de alcohol y daños.

Precisamente se produjeron daños, durante la madrugada, en el kiosco que se encuentra en la plaza María del Carmen Cerdeira Morterero -la política tan recordada como llorada- ya que algún desaprensivo pateó uno de los paneles de protección del kiosco, provocando daños que la propietaria, María del Mar, trataba de paliar durante la mañana, intentando localizar a algún técnico en carpintería metálica. No obstante, los vándalos no pudieron acceder al interior del establecimiento que, por lo demás, se encuentra perfectamente protegido.

Por otra parte, las fuentes policiales consultadas por ceutaactualidad.com indicaron que, en principio, no hay constancia de que se hubieran producido altercados o hechos delictivos de gravedad, a falta de ulteriores comprobaciones que de momento no han dado resultados referentes a actos delictivos serios. 

Comentarios