Sucesos/Tribunales

DESDE LAS 8.30 HORAS

Marruecos cierra, un día más, el paso del Biutz por el excesivo tamaño de los bultos

El paso del Biutz permanecía cerrado a cal y canto / CRISTIAN MARFIL
photo_cameraEl paso del Biutz permanecía cerrado a cal y canto / CRISTIAN MARFIL

Alrededor de las 8.30 horas Marruecos ha cerrado el paso del Biutz ante el excesivo tamaño de los bultos. Miles de porteadores se han quedado sin poder pasar los fardos al vecino país, que según ha podido saber Ceuta Actualidad se pagaban esta mañana a casi 90 euros. Las avalanchas, empujones y carreras han sido la nota predominante, un día más, en el Tarajal.

Alrededor de las 8.30 horas Marruecos ha cerrado el paso del Biutz ante el excesivo tamaño de los bultos. Miles de porteadores se han quedado sin poder pasar los fardos al vecino país, que según ha podido saber Ceuta Actualidad se pagaban esta mañana a casi 90 euros. Los comerciantes del polígono del Tarajal, sobre todo los más cercanos al paso fronterizo, se quejan que desde la Fiesta del Borrego los cierres del paso son continuos lo que provoca grandes pérdidas ya que el 90% de las ventas provienen del otro lado de la frontera.

AA tarajal vacioLa Policía Nacional continuaba custodiando los accesos al Biutz tanto en el lado de mujeres como en el de los hombres mientras el trasiego de vehículos cargados de mercancías continuaba. Cientos de porteadores esperaban sentados sobre sus bultos, mano sobre mano. El acceso a la frontera por el polígono también ha permanecido cerrado para evitar colapsos de porteadores, por lo que la carretera de acceso al Tarajal y el arcén se llenaban de personas esperando para el momento idóneo para pasar la mercancía a Marruecos.  

Alrededor de las 10.30 horas el rumor de la posible apertura del Biutz ha provocado carreras por las calles del polígono y que la Policía Nacional comenzara a organizar y preparar el dispositivo para evitar avalanchas de porteadores que se agolpaban en la zona aledaña al paso.  De hecho, a primera hora de la mañana se han producido, como es habitual, avalanchas, empujones y peleas entre quienes cargados con hasta 80 kilos a sus espaldas intentaban acceder a Marruecos. En el fervor de la batalla, un policía ha recibido un mordisco en la mano. Las mismas fuentes han explicado a Ceuta Actualidad que el cierre del paso es un problema para los agentes que ya tienen todo organizado y preparado y “entonces es cuando se lía”.

Comentarios