Sucesos/Tribunales

Un muerto y un herido en un posible ataque yihadista en Algeciras

Algeciras, plaza Alta
photo_camera Plaza Alta de Algeciras (8Directo)

La Audiencia Nacional investiga como terrorismo el ataque en el que un varón ha asesinado con un machete a una persona y ha herido a otra en la Plaza Alta, sobre las 19.30 horas. Las personas atacadas han sido el cura de San Isidro, que está grave, y el sacristán de la Iglesia de La Palma, que ha sido asesinado.

Un muerto y un herido es el balance de un ataque yihadista ocurrido esta tarde en tres iglesias de Algeciras, según informa Europa Sur. Fuentes policiales aluden a la detención de varios jóvenes tras actuar en los templos de San Isidro, La Palma y la capilla de Europa, aunque todo indica que es obra de un único autor que ya ha sido trasladado a dependencias policiales.

La Audiencia Nacional ha abierto una investigación por este presunto ataque terrorista tras el asesinato a un sacristán y varios heridos en diferentes iglesias de Algeciras, según han informado fuentes jurídicas a Europa Press. La investigación ha recaído en el Juzgado Central de Instrucción Número 6, que es el que estaba de guardia.

El fallecido es Diego Valencia, sacristán de la iglesia de La Palma y el herido es el padre Antonio Rodríguez, párroco de la capilla de San Isidro. Este último ha recibido una puñalada y se encuentra en estado grave en el hospital.

En San Isidro, el detenido,  vestido con una chilaba, entró en la capilla de San Isidro y golpeó imágenes con un machete de grandes dimensiones El párroco intentó echarle y, una vez fuera, se volvió hacia él y le apuñaló en el cuello.

Momento de la detención del presunto asesino
Momento de la detención del presunto asesino

Según testigos presenciales del suceso, en la iglesia de La Palma, el hombre entró gritando en la iglesia de La Palma cuando estaba finalizando la eucaristía sobre las 19:30. La recorrió tirando al suelo con el machete imágenes, cruces y velas, incluso subiendo al altar mayor del templo.

En ese momento el sacristán del templo le instó a abandonar la iglesia y procedió a amenazarle. El hombre estaba saliendo por la sacristía y amenazó a dos mujeres que estaban allí presentes y, de nuevo, el fallecido le instó a marcharse, siendo perseguido por el presunto asesino.

Según los testigos, el fallecido salió corriendo hacia la Plaza Alta y fue alcanzado por el presunto agresor y, tras caer, lo volvió a golpear con un machete y le golpeó en la cabeza de nuevo.