Sucesos/Tribunales

YIHADISMO

La niña ceutí detenida el pasado año cuando intentaba viajar a Irak para unirse al EI cumplirá dos años de internamiento

El Juzgado Central de Menores ha decidido que una vez cumplida la medida deberá vivir dos años en situación de libertad vigilada. 

La niña ceutí de 15 años detenida en agosto del pasado año en Melilla cuando preparaba su marcha a Irak para unirse al grupo terrorista Estado Islámico pasará dos años de internamiento en régimen cerrado. El Juzgado Central de Menores ha decidido hoy aplicar a la menor esta medida de internamiento, que se complementará, una vez cumplida, con otra de dos años en libertad vigilada y el cumplimiento de trabajos socio-educativos.

La muchacha, que confesó haber sido reclutada en abril de pasado año a través de las redes sociales, fue imputada por un delito de integración en organización terrorista junto a otra joven de 19 años, Fauzi Allal Mohamed, detenida en la misma operación policial. Allal fue puesta en libertad con medidas cautelares después de que alegara que se limitó a albergar a la menor en su casa durante dos días.

La niña reconoció en uno de los interrogatorios la influencia que uno de los imames de Ceuta había tenido en su adoctrinamiento.

Comentarios