Sucesos/Tribunales

el cabecilla de la organización es un interno del centro penitenciario

Un paquete con hachís enviado desde Ceuta destapa una red de tráfico de droga en la cárcel de León

Guardia Civil
photo_camera Loas investigadores han practicado registros en León y Ceuta (C.A./ARCHIVO)

La operación “Naraya” se ha saldado con la detención de diez personas y la apertura de una investigación sobre otras 24.

Un paquete con once bellotas de hachís enviado desde Ceuta ha permitido a la Guardia Civil desarticular una red dedicada a introducir droga en el centro penitenciario de León. La operación “Naraya” se ha saldado con la detención de diez personas y la apertura de una investigación sobre otras 24. El dispositivo se ha desarrollado en Ceuta, La Coruña, Asturias, Vizcaya, Cádiz, Cantabria, Córdoba, Guipúzcoa, Madrid, Orense, Palencia, Tarragona, Valladolid y Zamora.

Las pesquisas permitieron determinar que a la cabeza de la red se encontraba un interno del centro que con la ayuda de otros reclusos y exreclusos había constituido una organización dedicada a adquirir la droga e introducirla en el centro penitenciario. Los narcos camuflaban el hachís en las suelas de zapatillas que enviaban en paquetes a la cárcel.
La operación, desarrollada en dos fases, ha incluido entradas y registros en León y Ceuta que han permitido la incautación de 293 teléfonos de alta gama en sus cajas precintadas, dispuestos para su reparto entre los componentes de la organización. También se han intervenido 377,20 gramos de hachís, un teléfono móvil de muy pequeñas dimensiones, 47.000 dírhams marroquíes, 90 euros en efectivo y abundante documentación relativa a los envíos postales.

 

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad