Sucesos/Tribunales

El joven declara que había consumido cocaína, hachís y alcohol en el momento del apuñalamiento letal

“Patanegra” se declara culpable de la muerte de Yassin, pide perdón y muestra su arrepentimiento

audiencia-provincial-2
photo_camera El juicio se ha celebrado en la sala de vistas de la Audiencia Provincial (C.A.)

Intensa jornada en la Sección VI de la Audiencia Provincial de Cádiz en Ceuta en el juicio por la muerte de un joven de 18 años, El acusado es Tarek H.K., apodado Patanegra, y se le acusa de haber apuñalado mortalmente por la espalda al joven Yassin B., de 18 años.

El crimen se cometió el 27 diciembre de 2016, a las seis de la tarde, después de una discusión que habrían mantenido en el interior de un local de la avenida Claudio Vázquez. El motivo habría sido banal, una trifulca como consecuencia de una disputa en torno a una partida de billar.

La jornada de la mañana fue agotadora y ha estado dedicada a la elección del jurado popular que actúa en este juicio bajo la presidencia del magistrado Fernando Tesón

En el inicio de la sesión de tarde, en una vista con jurado popular, el acusado reconoció sin paliativos ser el autor de la muerte de Yassin de un navajazo que le asestó en el hemitórax izquierdo, por la espalda, cuando este se encontraba sentado, sin posibilidad de defensa y desconociendo que iba a ser agredido. El acusado reconoció su culpabilidad, pidió perdón y se mostró arrepentido. Ya hizo todo ello por carta después de entregarse a las Fuerzas de Seguridad en enero de 2017, cuando viajó a Ceuta procedente de Marruecos.

De una pena inicial de 25 años de cárcel, las circunstancias concurrentes –admisión del hecho, petición expresa de perdón y muestra de arrepentimiento, además de las del consumo de drogas- podrían hacer que la Fiscalía rebajara la pena hasta once años de cárcel. Ya ha cumplido tres. Además, la Fiscalía pide indemnizaciones millonarias para los padres y hermanos del fallecido: 105.600 euros para cada uno de los progenitores y 30.600 para los hermanos. La acusación particular eleva las cantidades a 180.000 euros para cada uno de los padres y 90.000 euros para cada uno de sus hermanos

Tarek, apodado ‘Patanegra’, era amigo desde la infancia de Yassin. Ya desde joven era problemático con las drogas, pero en el día que se produjo la muerte, en la sala, admitió haber consumido cocaína, hachís y alcohol, un “cóctel” explosivo.

Sacó una navaja de una riñonera y asestó una puñalada mortal, por la espalda, a Yassin, después de que ambos hubieran mantenido un forcejeo. Tras la agresión a Yassin habría tratado de “pinchar” a otra persona que intentó mediar.

Aunque en un principio la defensa pedía la libre absolución de su patrocinado, tras su declaración autoinculpatoria se plegó a las modificaciones que introdujera el Ministerio Fiscal, con lo que se produciría una importante reducción de la pena.

“No sé qué pasó con el arma –declaró ¨Tarek-“. ¿Por qué lo hizo?: “Estaba mal, no sé por qué lo hice. No habíamos tenido problemas anteriores. Me he criado con él desde la infancia… Había un follón. No recuerdo cómo empezó todo. Me arrepiento, pido perdón. Consumí cocaína, cannabis y alcohol, llevaba días sin dormir”, ha declarado en sala