Sucesos/Tribunales

El médico está acusado de un delito de homicidio por imprudencia grave

Este jueves comienza un juicio contra un médico por la muerte de una niña en una operación

Sala de vistas de lo Penal (C.A.)
photo_camera Sala de vistas de lo Penal (C.A.)

Los hechos se remontan a marzo de 2011, fecha en la que la pequeña fue intervenida para extirparle un quiste ovárico. 

El Juzgado de lo Penal número 2 verá este jueves el juicio que se sigue por la muerte en 2011 de una niña de 12 años tras ser sometida a una intervención para la extirpación de un quiste ováricos. El ginecólogo que practicó la operación en el Hospital Universitario está acusado de la comisión de un delito de homicidio por imprudencia grave. La Fiscalía solicita para el acusado una pena de 3 años de prisión y 4 de inhabilitación profesional, petición que la acusación eleva a 4 y 6 años, respectivamente.

Los hechos se remontan a marzo de 2011. En el transcurso de la intervención, en la que se empleó cirugía laparoscópica, la niña sufrió una perforación de la aorta abdominal que le ocasionó una profusa hemorragia interna de la que no pudo sobreponerse.

La acusación considera que el médico incurrió en mala praxis.

La singularidad del caso estriba en la dificultad que entraña sostener una acusación de estas características ante los tribunales ante las dificultades que comporta demostrar la existencia de mala praxis. El juez instructor apreció en este caso la concurrencia de indicios de criminalidad.

A la vista de hoy han sido convocados cinco peritos y hasta ocho testigos.