Sucesos/Tribunales

un agente herido

Un grupo de personas apedrea en El Príncipe a la Policía, que perseguía un vehículo robado

Una de las piedras impacto sobre un vehículo policial (CEDIDA)
photo_cameraUna de las piedras impacto sobre un vehículo policial (CEDIDA)

Tras una frenética persecución, el vehículo robado se adentró en la barriada y los ocupantes consiguieron huir. Las piedras lanzadas por los vecinos causaron daños en un vehículo y un policía herido. 

vehiculo intervenidoAgentes de la Policía Nacional se encontraban circulando por la avenida Capitán Claudio Vázquez cuando observaron a un vehículo marca Mercedes Benz por el carril contrario que iba en dirección a la Mezquita Sidi Embarek y cuyos ocupantes en el interior ocultaban parcialmente el rostro con una braga de cuello.

Los agentes se dieron cuenta que se trataba de un vehículo sustraído la noche anterior, en cuanto pudieron cambiaron de sentido y trataron de darle alcance.

Se situaron detrás del mismo y le hicieron indicaciones para que se detuviera usando los medios acústicos y la megafonía de que dispone el vehículo policial. Sin embargo, el conductor del turismo sustraído aceleró y a gran velocidad y con temeridad manifiesta emprendió la huida poniendo en peligro momentáneamente al resto de usuarios de la vía.

De esta manera, se inicia una persecución que continúa por el Puente del Quemadero, donde realiza varias maniobras para sortear al resto de vehículos y donde casi pierde el control del turismo. Seguidamente accedió a la barriada Príncipe Alfonso por la calle San Daniel y se introdujo por dirección prohibida en la calle Rafael Orozco, donde finalmente pierde el control y colisiona contra un vehículo estacionado en el lugar. Los ocupantes, sin detener el motor, se apean, abandonan el coche sustraído, y emprenden la huida a pie por los callejones adyacentes, siendo perseguidos por los agentes hasta que los pierden de vista.

Durante la intervención en la barriada de El Príncipe Alfonso, las personas que allí se encontraban, mostraron una actitud hostil y abuchearon a los agentes, por lo que éstos tuvieron que solicitar apoyo de otros indicativos. En ese momento, la actitud del público se volvió violenta y comenzaron a lanzar piedras sobre los policías y los vehículos policiales. Una de las piedras rompió el cristal trasero de uno de los coches patrulla y otra impactó en la pierna de uno de los agentes, que requirió asistencia médica.

 

 

Comentarios