Sucesos/Tribunales

El fallecimiento se produjo cuando realizaba prácticas de submarinismo

El fiscal pide dos años para cada uno de los acusados por la muerte del bombero Navas

Bomberos del Servicio de Extinción de Incendios de Ceuta (C.A./ARCHIVO)
photo_cameraBomberos del Servicio de Extinción de Incendios de Ceuta (C.A./ARCHIVO)

El bombero falleció en abril de 2009 cuando participaba en una sesión de buceo a unos 30 metros de profundidad con equipos y material del Parque de Bomberos.

El Juzgado de lo Penal celebra desde hoy martes el juicio por la muerte de Marco Antonio Navas, el bombero que falleció el 30 de abril de 2009 mientras hacía prácticas de submarinismo a gran profundidad. La Fiscalía solicita para cada uno de los tres acusados, M.G.D., V.M.F. y M.L.F., miembros del Servicio de Extinción de Incendios, dos años de prisión y otros tantos de inhabilitación y el pago de una indemnización conjunta de 80.000 euros de indemnización por un delito de homicidio por imprudencia grave. La acusación particular eleva su petición de pena de prisión a los cuatro años.

La sesión continuará este miércoles con los testimonios periciales de la Policía Judicial de la Guardia Civil y el forense.

El suceso se produjo cuando un grupo de cinco personas se disponía a participar en una sesión de buceo a unos 30 metros de profundidad con equipos y material del Parque de Bomberos.

Según consta en el escrito de acusación, Navas sufrió un espasmo en la laringe a causa de la pulverización del agua que se condensó en la botella a consecuencia “del mal estado de conservación y falta de revisión, que provocó su muerte por ahogamiento, a pesar de los intentos frustrados de su compañero  de socorrerlo, por desconocer el modo de proceder, arrastrándolo la corriente hacia el fondo del mar”.

Comentarios
Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad