Sucesos/Tribunales

La Policía detiene a Cheloka, un peligroso delincuente fugado, autor de la muerte de un joven en 2014

Armas intervenidas en el domicilio del detenido (POLICÍA NACIONAL)
photo_cameraArmas intervenidas en el domicilio del detenido (POLICÍA NACIONAL)

El arrestado es un ceutí de 22 años que trabajaba empleado al servicio de narcotraficantes del Campo de Gibraltar y que ha mantenido varios enfrentamientos armados con la Policía.

La Policía Nacional ha detenido en Algeciras a Maruan Abdelatif El Ourafrasi, alias “Cheloka”, un ceutí de 22 años, empleado como pistolero a sueldo por los conocidos como “paleros”, narcotraficantes dedicados a robar droga a organizaciones delictivas.

“Cheloka” saltó a las portadas de los periódicos en 2018 cuando protagonizó una espectacular huida que inició cuando escapó de un control de la Policía Local de Algeciras encañonando a los agentes. Inmediatamen, la Policía Nacional desplegó un operativo de búsqueda del que también consiguió huir. Días más tarde, se produjo un tiroteo en un barrio algecireño en el que una persona recibió cuatro disparos en las piernas. La investigación determinó que el ceutí había sido el autor.

Con un amplio historial delictivo a sus espaldas y considerados muy peligroso, “Cheloka” se había fugado en 2015 de un centro de menores donde había sido internado por el asesinato de un joven en Ceuta en agosto del año anterior.

Los investigadores han descubierto que tras su fuga en Algeciras se refugió durante dos años en Marruecos para regresar a España hace apenas unos meses. En Estepona sería identificado como el hombre que se saltó un control policial conduciendo un coche robado y encañonando, de nuevo, a los agentes con un arma.

El juez ha decretado prisión sin fianza para “Cheloka”, a quien se acusa de la comisión de los delitos de quebrantamiento de condena, tentativa de homicidio, atentado a agente de la autoridad, falsedad documental, tenencia ilícita de armas, tenencia ilícita de arma de guerra y hurto de uso de vehículos.

La Policía halló en el registro de su vivienda un subfusil automático tipo UZI con silenciador  y una pistola del calibre 9 mm Parabellum. También se encontró munición, sistemas de geolocalización y documentos de identificación, así como la motocicleta que utilizaba para desplazarse.

Comentarios