Sucesos/Tribunales

AMENAZABA A OTRO AGENTE

Un Policía Local, herido cuando reducía a un hombre con un navaja

PLAYA BENITEZ OK
photo_camera Playa Benítez fue el escenario de un nuevo robo con violencia / C.A.

Los hechos sucedieron cuando encontraron en el interior de una vivienda en ruinas a un hombre que previamente había amenazado y lanzado piedras a un vecino en la calle Velarde. Por otro lado, se detuvo a uno de los tres individuos que robaron a un joven austriaco en playa Benítez.

El pasado 27 de marzo sobre las 12.30 de la mañana agentes de la Policía Local se presentaban en la calle Velarde tras ser requeridos por un ciudadano que alertó al 112 de la entrada de un hombre al inmueble de un solar declarado en ruinas. Al parecer el denunciante recibió pedradas y amenazas con un arma blanca cuando alertó al otro sujeto de la peligrosidad de la zona. Cuando llegaron los agentes no encontraron a nadie en la casa abandonada, ni por las inmediaciones.

Al día siguiente volvieron para inspeccionar el inmueble. En una de las habitaciones encontraron muestras de que alguien había pasado allí la noche. Minutos más tarde, uno de los agentes se topó con el “inquilino” que al ser sorprendido sacó una navaja y amenazó al policía, quien solicitó el apoyo urgente de sus compañeros. Dado que el individuo no desistía en su actitud violenta, haciendo caso omiso a las indicaciones para que arrojase su arma, tuvo que ser reducido y detenido por varios agentes para evitar que la situación pudiese complicarse más. El hombre mantuvo una actitud violenta dentro del vehículo policial profiriendo insultos y amenazas constantes. Uno de los agentes tuvo que ser atendido de urgencias por las lesiones sufridas cuando reducían al hombre.

Por otro lado, el pasado sábado la Policía Local detuvo a un hombre por un presunto delito de robo con violencia. Todo comenzó cuando en la carretera de Servicio observaron cómo un hombre que iba corriendo tiraba al suelo una mochila negra y un bote pequeño gris. Ante esta actitud sospechosa, los agentes le dieron el alto para identificarlo, momento en el que se recibe un aviso del 112 alertando de un robo con violencia en Playa Benítez. Fue entonces cuando el ladrón, un joven de 18 años confesó que momentos antes se había peleado en Playa Benítez, que roció con spray de pimienta a la víctima, le arrebató su mochila y huyó del lugar a la carrera.

La víctima de origen austriaco y de 17 años explicó cómo tres individuos se le acercaron y le pidieron dinero y al negarse le rociaron la cara con spray de pimienta. Al acercarse al vehículo policial, reconoció sin género de dudas a uno de los autores del robo, queriendo denunciar los hechos.