Sucesos/Tribunales

Por presuntos delitos de falsedad documental y cohecho

La Policía Nacional detiene a cinco personas, entre ellas a un funcionario de Tráfico y dos gestores

efectos inmtervenidos
photo_camera Imagen de los efectos intervenidos (CEDIDA)

Este medio ya adelantó el viernes las cinco detenciones por presuntos delitos de falsedad de documentos, entre ellos un funcionario de la Jefatura de Tráfico de Ceuta y dos trabajadores de una asesoría. Este lunes la policía ha ofrecido más detalles.

Tras arduas labores de investigación, los agentes lograron desentrañar el entramado y conocer que el grupo de detenidos estaban acometiendo unos presuntos ilícitos penales en relación a la tramitación de carné de conducir.

Así, el pasado martes, día 19, los policías procedieron a detener a un funcionario de la Jefatura de Tráfico de Ceuta y a otras dos personas, padre e hijo, pertenecientes a una gestoría también de la ciudad, al parecer ubicada en la barriada de La Almadraba, por unos presuntos delitos de falsedad documental y cohecho, según han confirmado fuentes de toda solvencia y conocedoras del caso, aunque el total de detenidos en el marco de la operación fueron cinco.

En los registros realizados, los agentes de Delincuencia Económica se han aprendido de varios carnés de conducir, así como de una importante cantidad de dinero en metálico

Tras los arrestos, tanto el funcionario como los trabajadores de la gestoría fueron puestos a disposición judicial, cuya autoridad decidió su inmediato ingreso en prisión.

Los agentes de la Policía Nacional continúan haciendo diligencias y no se descarta que se puedan producir nuevas detenciones en las próximas horas o fechas, ya que la operación permanece abierta.

Este lunes la Policía Nacional ha ofrecido más detalles sobre la operación que ya adelantó este medio el pasado viernes. Las investigaciones comenzaron hace varios meses cuando en la Jefatura Provincial de Tráfico se detectaron varias anomalías en los permisos de conducir tipo A y B. La organización, perfectamente estructurada, y en funcionamiento desde principios de 2016, comenzaba por captar a los posibles clientes, a los que ponían en contacto con algunas gestorías de la ciudad a cuyos responsables les entregaban la cantidad de 4.000 euros para la obtención del permiso de conducir, sin cumplir con el preceptivo examen del mismo. Estas gestorías contactaban con un funcionario de la Jefatura Provincial de Tráfico, quien materializaba la expedición del documento. Los 4.000 euros entregados, se repartían, 400 para el captador; de 1.500 a 2.000 para el funcionario de Tráfico y el resto para la gestoría. Hasta el momento se han constatado 98 clientes y 99 permisos de conducir expedidos fraudulentamente.

En los registros practicados tanto en las gestorías como en los domicilios de los detenidos se han intervenido 34.795 euros, 65.540 dirhams y 211 dólares en metálico, así como joyas, vehículos, ordenadores, teléfonos móviles y numerosa documentación.

Comentarios