Sucesos/Tribunales

Con los dos de hoy en El Príncipe son 10 los vehículos calcinados este año

La Ciudad califica de "irracional" la quema de vehículos pero no adopta medidas preventivas

La Administración no encuentra solución a la quema de coches (C.A./ARCHIVO)
photo_cameraLa Administración no encuentra solución a la quema de coches (C.A./ARCHIVO)
Otros dos vehículos han quedado calcinados esta madrugada en la calle Fuerte de la barriada Príncipe Alfonso

No hay una noche que no arda un vehículo o un contenedor en Ceuta. Parece la moda. Como decía el presidente de la Ciudad al respecto “éste es un asunto irracional e incomprensible”. Es verdad, pero no podemos conformarnos con que Juan Vivas se limite a lamentar y denunciar esta clase de vandalismo que afecta a la seguridad ciudadana. El día menos pensado, un vehículo que arda junto a los edificios puede convertirse en un problema de una magnitud indeseable.

La Ciudad tiene la intención, al menos eso ha indicado el presidente, de “intensificar los esfuerzos para que esto no se produzca”, a la vez que solicita la colaboración ciudadana para evitarlo “porque los propios vecinos de la zona son las víctimas de estos actos”. Es bueno solidarizarse con los vecinos, como hace Vivas, pero esto no es una medida y los ciudadanos piden soluciones.  

Y pocas o ninguna se han adoptado. La Ciudad Autónoma quiere modificar los reglamentos y las ordenanzas en el campo de las infracciones administrativas y “apurar en ese punto todas las posibilidades de análisis y estudio” por si “se coge a alguien cometiendo un acto vandálico de esta naturaleza, se le sancione con la contundencia que requiere”.

Y la pregunta es, ¿cómo prevenimos estos hechos? Se quema un vehículo y… ¿solo se multa al autor si se localiza? Es que no hay alguna manera de impedir la quema de contenedores y vehículos por toda la ciudad.

Son decenas los coches abandonados que podemos ver a día de hoy en muchas zonas de Ceuta. Y un día tras otro, ahí siguen. Nadie los retira. Y aparte de estorbar y deteriorar el medio ambiente, además de crear problemas de tráfico en alguna ocasión, están disponibles para que un vándalo les prenda fuego.

La Administración no sabe o no quiere meterse de lleno en una salida contundente a este asunto. Quizá una Administración piensa que es la otra la que tiene que hacerlo. No lo sabemos. Pero no se hace nada, y todas las mañanas nos levantamos con alguna actuación del Cuerpo de Bomberos.

En lo que va de año ya han sido una decena los vehículos calcinados. Este misma noche, otros dos en la calle Fuerte del Príncipe Alfonso. Indignante.  

Comentarios