Sucesos/Tribunales

Siete detenidos y 159 imputados por presunto fraude en prácticas de titulaciones náuticas en Ceuta

La "Operación Orza", conducida por la Guardia Civil, pone de relieve prácticas ilegales en la obtención de los certificados de capacitación para patronear embarcaciones

puerto deportivoProblemas penales con las tiitulaciones náuticas./A.S.La Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Ceuta ha detenido a siete personas e imputado a otras 159 como presuntos responsables de un delito de falsificación en documento público por un presunto fraude en torno a la obtención de títulos relativos a la navegación. Fundamentalmente se trata de prácticas de navegación y radio necesarias para la obtenciòn de las titulaciones náuticas deportivas de patrón de navegación básica, patrón de embarcaciones de recreo, patrón de yate y capitán de yate.

La investigación se ha desarrollado a lo largo de los últimos nueve meses y se incluye en el marco de la denominada 'Operación Orza'.  Las prácticas eran certificadas pero no se llegaban a realizar, "poniendo en riesgo la seguridad de las personas que comparten el espacio marítimo".

La Comandancia de la Guardia Civil de Ceuta ha explicado hoy que las primeras  pesquisas "pusieron de manifiesto que un gran número de  personas residentes en Ceuta" se desplazaban hasta Algeciras para hacer las prácticas de navegación y radio, pero que las embarcaciones destinadas a tal  efecto "no llegaban a zarpar del puerto".

Otros aspirantes a obtener los títulos, que habilitan para patronear embarcaciones de hasta 25 metros en el caso de la titulación de capitán de yate, ni siquiera llegaban a cruzar el Estrecho.

El instituto armado ha llegado a revisr los certificados de más de 700 personas sobre los libros de las empresas náuticas implicadas, lo que ha supuesto el cotejo de más  de 2.000 horas de prácticas efectuadas, así como otros trámites administrativos necesarios para la expedición de los correspondientes títulos.

Son cuatro las empresas investigadas, que contaban con seis moto-veleros para la realización de prácticas. Cobraban alrededor de 300 euros por la certificación correspondiente, lo que generaba "una competencia desleal entre el resto de náuticas del sector".

Las investigaciones siguen abiertas bajo la tutela del Juzgado de Instrucción número 2 de Algeciras. No se descarta laimplicación de un mayor número de empresas en otros puntos del país.  

Comentarios