Sucesos/Tribunales

altamente violento y desafiante

LA UFP, indignada tras la puesta en libertad con cargos de un individuo "muy peligroso"

Vehículo policial patrullando (C.A./ARCHIVO)
photo_camera El sindicato asegura "que no sólo habla por el interés de los policías, sino también por el interés de los ciudadanos" / C.A.

El sindicato asegura que ha estado implicado en otros hechos delictivos con armas de fuego, “mostrando un comportamiento altamente violento y desafiante, encarándose con todos los agentes amenazándolos de muerte”.

La UFP se muestra decepcionada e indignada ante la decisión de la Autoridad Judicial de poner en libertad con cargos ayer a M.M.H., presunto autor de un robo con violencia e intimidación y que utilizó un arma de fuego real, la cual se encontraba en disposición de “hacer fuego”.

Desde el sindicato explican que este individuo es “muy peligroso” y ha estado implicado en otros hechos delictivos con empleo de armas de fuego, “mostrando un comportamiento altamente violento y desafiante, encarándose con todos los agentes amenazándolos de muerte, tanto a los que procedieron a su detención, como a los de su custodia en calabozos y conducción a la sede judicial”.

A través de una nota de prensa, matizan que “la ciudadanía exige un comportamiento policial ejemplar en las calles, y fruto de ese compromiso, los agentes de la Policía Nacional se juegan la vida día a día localizando y deteniendo individuos peligrosos como éste, que merece sin género de dudas estar en prisión y no andar en libertad, con la posibilidad de poder conseguir otro arma y seguir cometiendo este tipo de delitos, u otros con mayor gravedad, y que a todos nos afecta”.

Desde la UFP, “que no sólo habla por el interés de los policías, sino también por el interés de los ciudadanos de Ceuta, se exige el mismo compromiso judicial y que todo este esfuerzo de los ciudadanos por colaborar con la policía y de la policía por realizar su trabajo con dedicación no quede en un mero trámite burocrático de papeleo”.

Este tipo de hechos merece “una consideración judicial especial por su gravedad, más aún en esta ciudad, en la que el miedo y la inseguridad subjetiva se acrecienta por este tipo de decisiones judiciales”.