Sucesos/Tribunales

Un clan familiar de estafadores, localizado a raíz de la venta de un perro

photo_camera Fraudes a través de la red.

Detenidas seis personas de un mismo entorno familiar a las que se les imputa una usurpación del estado civil y de falsedad documental

La Jefatura Superior de Policía de Ceuta ha informado de la detención de seis personas a las que se les imputa una usurpación del estado civil y falsedad documental. Se trata de una investigación que arranca de una denuncia interpuesta en la comisaría ceutí en la que una persona daba cuenta de que había puesto a la venta un perro. Todo ello en noviembre

Recibe contestación de una mujer, interesada en comprarlo, si bien, con el fin de darle fiabilidad y legalidad a la transacción, precisaba que le remitiera copia de su DNI, así como un número de cuenta bancaria a la que transferir el importe del precio pactado.

Antes de que se llevara a cabo la consumación de la operación mercantil, la mujer recibe una llamada de Vodafone, en la que se le participa que a su nombre y contra su cuenta bancaria han sido dadas de altas varias líneas telefónicas y entregados varios terminales de alta gama, asociados a las primeras.

Los policías determinan que la supuesta mujer que había contactado con la denunciante para la compra del pero había formulado una denuncia en la Comisaría de Leganés, en Madrid, como víctima de una usurpación de su estado civil.

Como se observa, todo es muy complicado. En la investigación, se logra al identificación de hasta seis personas, todos ellos perteneciente a un grupo familiar dedicado a la delincuencia, y residentes en una pedanía de Cartagena (Murcia), concretamente en El Albujón.

Lo que hacían era valerse de anuncios insertados en páginas web donde se realizan compras, ventas y ofertas de productos a un precio muy inferior al del mercado. Trataban de establecer confianza, fiabilidad y legalidad en torno a la potencial transacción entre vendedores y compradores, pero siempre pedían fotocopia del DNI y número de la cuenta bancaria donde debían transferir el importe pactado.

Así, daban de alta distintas líneas de telefonía móvil y adquirían terminales, generalmente de alta gama, y cargaban el coste de servicios en la cuenta bancaria que les facilitaba el vendedor.

Otra persona, en Málaga, explica que le ha ocurrido lo mismo. Al final, la denuncia presentada en Ceuta culmina con las citadas detenciones.

Comentarios