Sucesos/Tribunales

Apuñalamiento en la Ribera

Hanan, madre del menor internado: "Había que callar la boca a alguien y mi hijo ha pagado el pato"

punta blanca
photo_camera Centro Punta Blanca (C.A./ARCHIVO)

Nadir está internado en Punta Blanca desde hace ocho días. Hanan Oddad, su madre, dice que se siente "engañada y destrozada" y que no hay pruebas que imputen a su hijo.

Nadir, de 15 años, es el único menor que, tras prestar declaración ante el fiscal de Menores, se encuentra privado de libertad en el Centro de Internamiento de Menores Infractores Punta Blanca por decisión judicial. Está allí desde el pasado viernes. Desde esa fecha su madre, viuda y madre de otros tres hijos (de 27, 24 y 8 años) que viven con ella, Hanan Odda, no lo ha visto ni ha podido hablar con él. Esta mujer que trabaja como mediadora social, se queja de que no se pueda beneficiar del régimen de visitas o de cualquier otra comunicación directa con su hijo. "Sólo he podido hablar con el personal de vigilancia del centro", pero eso no le permite conocer su estado de ánimo.

Hanan lo está pasando muy mal y con tratamiento estos ocho días de encierro sabiendo, nos dice, que su hijo no fue uno de los agresores de Omar en aquella fatídica noche en la playa de la Ribera, cuando el joven valenciano Omar -sobre la una de la madrugada- recibió un paliza y una puñalada que le mandó al quirófano de urgencias. 

Cree que el día 14 de este mes ya le permitirán verlo, "pero mientras ni una llamada directa" y "no sé cómo está". Hanan, que trabaja en el centro de acogida de las Adoratrices como mediadora social, relata que Omar ha cumplido 15 años sin tener anteriormente ningún problema ni antecedente. 

La madre de Nadir asegura que siempre ha colaborado y esta vez también cuando le dijeron que su hijo aparecía en una grabación en un supermercado del centro de la ciudad haciendo unas compras junto a Omar y otros chicos y chicas sobre las once de la noche, unas horas antes del suceso acaecido en la playa de la Ribera. Una vecina que es policía de la Ucrif fue la que le comunicó la noticia del vídeo a Hanan. Ella entonces llevó al joven a la Jefatura y luego declaró en Fiscalía del Menor. 

"Lo mandaron al centro de internamiento. Yo soy viuda desde hace dos años y me dicen que no puedo cuidar de mi hijo porque cabe la posibilidad de que se escape. Dime tú en Ceuta, ¿a dónde se va a escapar?. Yo puedo cuidar de él perfectamente.", insiste Hanan. 

Su hijo declaró -cuenta la madre- que "estuvo anteriormente con Omar en grupo, de colegueo y que cuando bajaron a la playa se encontraron con otro grupo muy numeroso. Cuando empezó la pelea mi niño tuvo miedo y no pudo hacer nada por Omar. No se le puede incriminar por eso. Le han metido en un correccional por estar en un sitio incorrecto a la hora incorrecta. No se le imputa nada, no hay ninguna prueba". 

La madre habla de varios grupos, según le ha contado su hijo, y que en uno había al menos dos migrantes, el resto eran de Ceuta. "Soy consciente de la gravedad de los hechos, pero soy consciente de que puedo cuidar de mi hijo con la ayuda de mis niños mayores. Yo no sé si mi hijo pudiera correr peligro también. ¿Quién sabe?", se pregunta. 

Añade que la Policía sabe "perfectamente" quién ha sido el agresor. "Lo que pasa es que estamos en agosto, y eso lo quiero recalcar, y los compañeros de la Policía tenían mucha presión de sus superiores y de la opinión mediática. Había que callar la boca a alguien y quien ha pagado el pato ha sido mi hijo. En esta ciudad puede más la presión mediática que la justicia. Esa es mi indignación. Mi hijo está en un centro de menores porque soy viuda, no hay pruebas". 

Hanan recuerda que el padre de Omar, tras el ingreso de Nadir en el centro, dijo que "el agresor de mi hijo está todavía en la calle". 

"Me siento totalmente engañada y humillada", afirma Hanan: "Me han destrozado y he perdido totalmente la confianza en la justicia. He tenido que ir al especialista para poder seguir. ¿Qué pasa aquí en Ceuta?, no lo entiendo", añade. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios