Sucesos/Tribunales

La investigación sigue abierta

Ya son tres los detenidos relacionados con la agresión a los policías locales

Agentes de la Policía Local (C.A.)
photo_cameraAgentes de la Policía Local (C.A.)

Está previsto que mañana miércoles pasen a disposición judicial. Se esperan nuevas detenciones en las próximas horas. 

Ya son tres los detenidos relacionados con la agresión a los policías locales el pasado viernes en el Poblado Marinero. La última detención se ha producido esta noche por parte de la Policía Local. los agentes estaban realizando su servicio en la barriada de El Príncipe Alfonso cuando observaron un vehículo mal estacionado que entorpecía la circulación. Comprobaron la identificación de sus ocupantes resultando ser uno de ellos uno de los involucrados en la pelea del Poblado Marinero. 

Los otros dos detenidos fueron interceptados por el mismo cuerpo la noche del lunes en El Príncipe. Está previsto que estas tres personas, acusadas de un delito contra la autoridad, pasen a disposición judicial este miércoles. 

La investigación continúa abierta. La Policía Nacional ya tiene identificados a más de diez jóvenes relacionados con esta pelea. Se esperan nuevas detenciones en las próximas horas. 

De momento, el cabecilla del grupo está identificado pero no detenido. Se trata de un joven con antecedentes, involucrado en un tiroteo contra la Policía, que ha estado en busca y captura y que se le dejó en libertad tras pagar una fianza de 15.000 euros. 

Los hechos ocurrieron el pasado viernes cuando los tres policías locales se encontraban con sus parejas en el Poblado Marinero y fueron atacados por un grupo de unas veinte personas. .

Según el relato de los testigos, dos agentes salían de uno de los locales de ocio cuando se detuvieron a hablar con un compañero del cuerpo que se encontraba en la calle. En ese momento, un individuo comenzó a increpar a uno de los policías con insistencia, al parecer tras reconocerlo como agente de la autoridad. De improviso, un grupo de unos veinte hombres salió del local y, sin mediar palabra, comenzaron a golpear a los agentes.

Entre golpe y golpe, los agresores aprovecharon para robarle el bolso a la mujer de uno de los policías. Después de minutos de tensión, un policía nacional, también fuera de servicio, fue el que pudo acabar con la pelea, metiéndose entre medio y separando a los agresores.

Los golpes recibidos ocasionaron a los policías locales una fractura de peroné, un esguince en el tobillo y en general magulladuras por todo el cuerpo. 

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad