Televisión

Pasapalabra le puede costar 20 millones de euros a Telecinco

Se negó a pagar en su día al titular de los derechos del formato y ahora la Justicia le pide cuentas

Esta vez no puede hablarse de multa menor, sino quizás de la más elevada impuesta hasta la fecha a una cadena de televisión española. La sanción a la que tendría que hacer frente Telecinco podría ascender a unos 20 millones de euros. Lo curioso es que el culpable no ha sido en esta ocasión un programa como Sálvame, el habitual en estos casos, sino Pasapalabra, el único de la cadena que presume de ser 'cultural'.

La 'culpa' de ello la tendría otra cadena, la británica ITV, que la demandó por la autoría de este concurso. Según El Confidencial, la Audiencia de Madrid ha ratificado la parte esencial de la sentencia de primera instancia en la que un juez decidió que los derechos del popular programa eran de ella. La multa impuesta sería de 5,4 millones de euros, más los beneficios del programa desde 2012, unos quince millones. 

Mediaset rebaja esa cifra porque la Audiencia habría bajado en unos ocho millones la condena de la primera sentencia, por lo que aplicando sus cálculos su riesgo seróa de unos 15 millones. El programa se emitió por vez primera en el año 2000, en Antena 3,  a través de la productora Boca a Boca, que había comprado el formato a ITV, donde se llamaba 'The Alphabet Game'. Seis años después pasaría a emitirse en Telecinco.

Al terminar el contrato, en 2009 Vasile firmó directamente con los ingleses para no pagar el intermediario y le supuso un coste de 5,4 millones de euros por un total de tres años, además de otros programas del catálogo de ITV y otros conceptos que sumaban diez millones más, pero al año siguiente la cadena española denunció a la británica supuestamente al tener conocimiento de que ésta no era el titular de dos de los elementos esenciales del programa, el rosco y el nombre.

En Mediaset se sintieron 'engañados al creer que ITV no les podía vender los derechos de un programa que no era suyo, pero eso conllevó que la británica les llevara ante los tribunales, al tiempo que les pedía los quince millones de euros que faltaban por pagar de contrato. 

Lee la noticia completa en Estrella Digital

Comentarios