Javier Chellaram
Javier Chellaram

Grieta en tu capilla

Un mensaje me llegó en una botella de una mujer tan bella hasta la amura de mi barquilla.

Perdóname, Julen

Perdóname Julen por no haberte escrito antes porque estaba esperando el fatal desenlace. Perdóname Julen por escribirte ahora estas letras cuando la pena se me amontona.

Eres, Ceuta, una postal

Tras los sinsabores de unos achaques extraños que bombardearon mi cuerpo y mi moral, hoy he vuelto a ver salir el sol de mi tierra, la avanzada en el Estrecho, la que fue triste y doliente en la…