Imprimir

De los 187 al belga que entró por las bravas en Ceuta

Redacción | 16 de agosto de 2019

Paso fronterizo de El Tarajal (C.A./ARCHIVO)
Paso fronterizo de El Tarajal (C.A./ARCHIVO)

El incidente del pasado martes, que concluyó con la detención de un conductor que logró franquear la frontera por la fuerza a bordo de un vehículo, pone en evidencia la seguridad en El Tarajal, ya cuestionada hace dos año por la entrada a la carrera de 187 migrantes.

Ante la estupefacción de los agentes de seguridad marroquíes, el belga M.H. decidió el pasado martes que obviaría los trámites exigidos por las autoridades para transitar a través de la frontera. El conductor, a bordo de un Volkswagen Golf y armado con un cuchillo de enormes dimensiones, logró burlar, sucesivamente, los controles policiales marroquí y español. Con la sola ayuda del acelerador de su vehículo y embistiendo todo lo que se le ponía por delante, M.H. consiguió franquear a las bravas una de las fronteras más sensibles de la Unión Europea.

El incidente puso de nuevo sobre el tapete las dudas sobre la adecuación del actual paso de El Tarajal a las exigencias que en materia de seguridad demanda cualquier frontera europea. Las viejas quejas de los sindicatos policiales y las organizaciones representativas de los guardias civiles volvían a cobrar actualidad.

Mientras, las obras de adaptación de las instalaciones y la habilitación de sistemas de control del tráfico de personas y vehículos continúan a la espera de ejecutarse. La marcha del proceso de licitación de los trabajos para rehabilitar la vetusta infraestructura de la frontera augura que estas obras no comenzarán hasta finalizado el verano.  La rehabilitación programada, cuya ejecución está previsto que se demore a lo largo de cuatro meses, es un encargo de la Subdirección General de Gestión Económica y Patrimonial a la empresa Initec Infraestructuras. En la memoria de su proyecto, los técnicos explican que su redacción obedece a la necesidad de acometer obras de extrema urgencia que no pueden esperar redacción de otro proyecto de mayor alcance fechado para, como mínimo, dentro de 2 o 3 años.

También están pendientes de entrar en funcionamiento los proyectos anunciados por el Ministerio del Interior en enero para dotar al paso fronterizo de un nuevo sistema de circuito cerrado de televisión y la implantación de un subsistema de reconocimiento facial.

El nuevo circuito cerrado de televisión ya fue instalado en mayo en el perímetro fronterizo. Interior sustituyó 41 cámaras “Domos” y 11 fijas por otras tantas con mayores prestaciones. Además, se instalaron 14 nuevas cámaras térmicas y una plataforma de control del sistema más moderna.

 

Antecedentes

La irrupción de conductores kamikaze en el paso fronterizo no constituye una novedad. Los antecedentes no son pocos. A finales del pasado año, un juez condenaba a año y medio de cárcel a un individuo que en septiembre de 2013 lanzó su coche contra un gendarme marroquí y, superado el control del país vecino, hizo lo propio contra un guardia civil. El vehículo transportaba a catorce migrantes subsaharianos ocultos en su interior.

En febrero de 2016, otro conductor burlaba a toda velocidad los controles marroquíes, aunque en este caso el coche acabó empotrado contra uno de los elementos de seguridad dispuesto en el lado español de la frontera.

Sin embargo, el caso que obtuvo mayor repercusión no tuvo a ningún automóvil como protagonista. En la madrugada del 7 de agosto de 2017, un grupo integrado por 187 migrantes entraba a la carrera a través del paso fronterizo de El Tarajal. A consecuencias del incidente un policía nacional se fracturó la tibia y el peroné cuando intentaba patear a un joven subsahariano.

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.ceutaactualidad.com/articulo/frontera/187-belga-entro-bravas-ceuta/20190816111208089042.html


© 2019 Ceuta Actualidad