Imprimir

"Nadie considera que una mujer que sonríe y baila con una copa en la mano sea una víctima"

Anselmo F. Caballero | 12 de marzo de 2017

José Nieto es una pieza esencial del mecanismo policial que en España combate el tráfico de seres humanos y la explotación sexual de las migrantes. En su vasto currículo figura su participación en la detención de "Cabeza de cerdo", el mayor proxeneta de Europa. “Era un tipo sin piedad; no la sentía hacia las mujeres”, recuerda.

José Nieto es el jefe de del Centro de Inteligencia y Análisis de Riesgos de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras. Su responsabilidad le sitúa al frente de la lucha contra uno de los crímenes más abominables que pueda cometer un ser humano: la explotación de otro ser humano.

El veterano policía posee un vastísimo currículo en el que destaca su participación en la detención de Ioan Clamparu, “Cabeza de cerdo”, el mayor proxeneta de Europa y líder de una organización mafiosa que se dedicaba a explotar sexualmente a mujeres traídas desde Rumanía. “Era un tipo sin piedad; no la sentía hacia las mujeres”, recuerda.

Nieto insiste en la necesidad de desarrollar un trabajo de concienciación que erradique para siempre la mirada transigente que muchos hombres en España mantienen todavía hacia la prostitución. "Luchamos contra algo que llega a estar bien visto pues nadie considera a una mujer a la que ve sonriendo, con poca ropa, con una copa en la mano y bailando como víctima de un delito: son víctimas transparentes", advierte el policía.

El oscuro negocio de la red que la Policía Nacional desarticuló el pasado febrero era también el de la explotación sexual de las mujeres. La “Operación Odisea” arrancó con el testimonio de una joven de 16 años residente en un centro de menores de Ceuta. Tras año y medio de investigación, los policías lograron detener a los miembros de la organización, que operaba desde Marruecos. La red había llegado a fletar un millar de pateras a lo largo de los últimos tres lustros. “Les interesaba que a bordo de las pateras viajaran cuatro o cinco mujeres, con la intención de explotarlas después en la Península”, explica.

En la entrevista concedida a Ceuta Actualidad, Nieto detalla el modus operandi de las mafias, sus tarifas, las rutas que conducen desde los distintos países del África subsahariana hasta las proximidades de Ceuta y Melilla, última etapa antes del salto definitivo a Europa.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.ceutaactualidad.com/articulo/sucesos-tribunales/nadie-considera-mujer-sonrie-baila-copa-mano-sea-victima/20170311194001038657.html


© 2019 Ceuta Actualidad