Imprimir

Pendiente de trámites burocráticos la repatriación del cadáver de la niña ceutí fallecida en Marruecos

Ceuta Actualidad | 01 de abril de 2015

Una joven, en la cima de una de las dunas del entorno de Merzouga/C.A.
Una joven, en la cima de una de las dunas del entorno de Merzouga/C.A.

El suceso se produjo el lunes muy cerca de la frontera con Argelia, cuando el vehículo en el que viajaba trataba de coronar una duna de 200 metros de altura.

La pequeña ceutí de cinco años que ha muerto en un accidente en Marruecos falleció el lunes pasado cuando el vehículo en el que viajaba –un todoterreno propiedad de su padre- trataba de coronar una duna de 200 metros de altura, muy cerca de la frontera entre Marruecos y Argelia. La familia es vecina del polígono Virgen de África.

El problema que actualmente se plantea es la tramitación de la repatriación del cadáver. Inicialmente, tras el accidente y el posterior fallecimiento de la pequeña –las asistencias médicas tardaron unas dos horas en llegar al lugar del suceso-, el cuerpo permaneció en la localidad de Rissani, que se encuentra a unos 35 kilómetros de Merzouga, lugar donde en cuyas inmediaciones se produjo el suceso.

Ahora, los trámites de la repatriación del cuerpo se encuentran bajo la jurisdicción del Consulado de España en Casablanca. Ceutaactualidad.com ha hablado esta misma mañana con personal de dicho cuerpo consular, que se negó en redondo a hacer cualquier tipo de declaración o a ofrecer detalles. La  propia Embajada de España en Rabat indicaba a este periódico, a través de un portavoz, que el asunto lo está llevando a cabo personal del Consulado en Casablanca.

En todo caso, puestos en contacto con fuentes oficiales del Ministerio de Asuntos Exteriores en Madrid, indican que los servicios consulares españoles en Casablanca se encuentran en contacto permanente con la familia para ofrecerles el adecuado apoyo "y cercanía". No se ofrecen detalles concretos, puesto que se necesitaría autorización expresa de la familia. La repatriación del cadáver requiere numerosos trámites burocráticos, además del propio hecho físico de la evacuación del cuerpo de la niña, que además se encuentra en una zona de dificultoso acceso, dadas las vías de comunicación. La repatriación, en el plano económico, también podría resultar muy costosa.

El accidente se produce, según fuentes que han tenido contacto directo con testigos presenciales, cuando el vehículo en el que viaja la niña –que forma parte de un convoy de amigos que tratan de disfrutar de unas vacaciones en un ambiente natural y con paisajes únicos, en una zona turística- trata de alcanzar la cima de una duna de unos 200 metros de altura.

Una persona que conoce bien el terreno puesto que ha llegado a alcanzar la cima de la duna a pie, indica que en el punto más alto de la misma, la arena alcanza un alto grado de movilidad, bien lejos de una compactación, por mor del viento. En este sentido, el accidente se produce cuando viajan en el todoterreno el padre y la madre, ésta última con la niña en brazos. Al llegar a la cumbre, el vehículo cae dando vueltas, y es en uno de los movimientos cuando la pequeña sale despedida a través de una ventanilla y resulta aplastada por el propio vehículo.

Según ha podido saber ceutaactualidad.com, el padre se encuentra bien mientras que la madre de la pequeña ha sufrido algunas heridas como consecuencia de los golpes sufridos durante el vuelco inicial y las posteriores vueltas de campana del vehículo. 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.ceutaactualidad.com/articulo/sucesos-tribunales/pendiente-tramites-burocraticos-repatriacion-cadaver-nina-ceuti-fallecida-accidente-marruecos/20150401110135005285.html


© 2019 Ceuta Actualidad