Opinión

Hora de hacer balance

La situación laboral existente en Ceuta ha castigado al partido responsable de la política ceutí; los resultados electorales así lo manifiestan. La nueva situación requiere de un análisis en profundidad, son muy preocupantes las cifras de desempleo que se han alcanzado (13.400, principal elemento causante). Se dice que es un problema “estructural”; vamos, que no tiene solución.

La situación laboral existente en Ceuta ha castigado al partido responsable de la política ceutí; los resultados electorales así lo manifiestan. La nueva situación requiere de un análisis en profundidad, son muy preocupantes las cifras de desempleo que se han alcanzado (13.400, principal elemento causante). Se dice que es un problema “estructural”; vamos, que no tiene solución.

Veámoslo pues desde un aspecto, el laboral ¿Qué se ha hecho para llegar a la situación en la que nos encontramos en la actualidad? Habría que considerar, para ser justos, de la existencia de un componente que distorsiona la situación real, pero que mantiene intacta la responsabilidad que nuestros dirigentes tienen en este asunto. La Consejería de Desempleo ha funcionado mal y es responsable en gran medida de la actual situación en este último mandato, pero también en los anteriores.

Una política de desfuncionarización del Ayuntamiento que ha minado el empleo público de calidad, ha dado origen a la precariedad y al empleo temporal y con centenares de incorporaciones llegadas por sentencias judiciales, que, en su mayoría, no tenían encaje lógico en la plantilla y que, aún hoy, no han sabido gestionar, creando un batiburrillo donde ni el mismo Director General de Personal es capaz de aclararse. Esta política llevada a cabo ha negado a los ciudadanos la posibilidad de lograr un empleo a través de una oferta pública en su ayuntamiento.

Por otra parte, aún conociendo las limitaciones competenciales que tiene nuestra ciudad, ha habido suficientes elementos que hubieran permitido un escenario positivo, sin embargo, pese a los 700 millones de euros recibidos y gestionados por el Sr. Vivas, como él mismo reconoce, nos encontramos realmente mal.

Además de apuntarle las consecuencias de la causa anterior, donde es el primer responsable, habría que preguntarle por ese dinero recibido ¿Cuánta ayuda han percibido los empresarios para que se generara actividad económica y empleo? ¿cuántas veces han sido llamados para, entre todos, tratar de buscar una salida  a este problema “estructural” que padecemos? Algunos empresarios salen como pueden a costa de su patrimonio personal, otros ya lo han perdido todo y, como siempre, a algunos les sigue yendo bien.

Y los desempleados ¿qué tienen aparte de la esperanza de que algún día los llamen para ocupar una plaza en un plan de empleo? Nada. Básicamente, el problema del desempleo que está identificado en nuestra ciudad, tiene dos componentes: las nulas políticas desarrolladas por los distintos responsables de la Consejería de Desempleo y la falta de apoyo y de visión de la de Economía y Hacienda por no prestar el apoyo necesario al empresariado.

A todo esto hay que decir que el respaldo de los distintos gobiernos nacionales no faltó, los 700 millones recibidos lo avala.

Comentarios