Opinión

Los pensionistas, ellos y solo ellos

Parece mentira que sean los pensionistas quienes hayan devuelto a la sociedad la esperanza en el movimiento reivindicativo y que hayan sacado del ostracismo a algunas organizaciones y partidos políticos. Ellos solos han logrado implicar al conjunto de la sociedad y conseguir que se visualice el alcance real del grave problema que se ha instalado en la misma.

Ante la situación planteada por los pensionistas actuales y futuros, los representantes del Gobierno, con Mariano Rajoy a la cabeza, en un intento de huida hacia adelante, no han parado de dejar perlas por el camino e incluso justificar una subida salarial del 0,25%, que más que una subida es una tomadura de pelo, una auténtica mofa cuya finalidad no era otra que intentar marcar diferencia con anteriores momentos vividos en nuestro país.

Craso error el cometido por el Sr. Rajoy al menospreciar a este colectivo, pues nadie ignora que son ellos los que asentaron la democracia en nuestro país y que gracias a ellos se respire igualdad y libertad; que fueron ellos los que consiguieron el estado de bienestar que hoy disfrutamos los españoles y que nuestro país sea respetado y valorado en todas las esferas políticas, económicas e internacionales. Ellos y solo ellos.

Y a pesar de todos estos motivos y algunas razones más, no se les cae la cara de vergüenza al querer olvidarlos; no se les cae la cara de vergüenza al no respetarlos. Hablarles de expectativas de vida, de viabilidad del sistema, -que ustedes mismos os estáis encargando de romper-, de falta de recursos cuando sólo lo defraudado en nuestro país cada año asciende a 90.000 mil millones de euros. Pero ¿qué se ha creído el sr. Rajoy y toda la corte de impresentables chupasangre que le acompañan y que comparten con él ese discurso?

Pero… que se sepa, que sabemos, Sr. Mariano Rajoy, que detrás de toda esta catástrofe económica y social que nos está haciendo padecer, está su beneplácito y su complacencia, está la especulación y la corrupción, está una reforma laboral ilegítima, innecesaria e impuesta por su gobierno, y que tanto daño está haciendo. Una auténtica máquina de demolición de derechos y responsable de poner en entredicho  el sistema público de la Seguridad Social actual y que, pese a usted y sus compinches, sigue siendo el mejor sistema.

¡¡¡ Váyase ya Sr. Rajoy!!!

Comentarios