Opinión

Indecente

Indecencia. Esa es la palabra exacta con la que podemos describir un hecho bochornoso y vergonzoso.

Indecencia. Esa es la palabra exacta con la que podemos describir un hecho bochornoso y vergonzoso. El PP ceutí, acostumbrado a utilizar el rodillo de la mayoría absoluta para el interés de los que mandan en el partido que sostiene al recién nominado gobierno, ni siquiera se ha dado los 100 días de cortesía sin que le sorprendiese un escándalo alentado desde sus propias filas y que se ha convertido en el culebrón del verano, en contra de las personas que aspiran a tener una vivienda digna.

Los diputados populares han ratificado hoy el nombramiento de Luis Salinas como gerente de la empresa municipal de aguas, Acemsa. A nadie debería chocarle que el que hasta hace pocas fechas era jefe de gabinete del presidente Vivas, y que ni siquiera gozó de la confianza del partido para ir en las listas electorales, no acabaría volviendo a su puesto que ocupa como jefe de explotación del Parque Marítimo del Mediterráneo, un cargo muy bien retribuido y acorde a su formación, según el presidente del consejo de administración de Acemsa y consejero de Medio Ambiente, Emilio Carreira. Pues no, no ha vuelto a su antigua ocupación.

Nos venden a Luis Salinas como un profesional cualificado para el puesto cuya formación es acorde con el mismo y se justifica un sueldo de casi 6.000 euros por los méritos conseguidos a lo largo de su dilatada carrera profesional. Hasta ahí todo respetable, no se pondrá en valor sus aptitudes para llevar las riendas de una empresa de titularidad pública. Lo ofensivo es decir que pagarle menos a este señor es “encutrecer” el cargo. Es una indecencia moral y política cuando hay miles de titulados universitarios que se tienen que ir de España porque no tienen una oportunidad de trabajar dignamente. Están condenados al exilio. Hay otros que tienen que trabajar muchas horas para cobrar un sueldo indigno y que no da ni para cubrir los gastos esenciales. Vivir como ricos a costa de los que pagan impuestos es muy fácil. Si el dinero de la empresa lo pusieran de sus bolsillos los que gobiernan la ciudad, ¿pagarían al gerente de cualquier empresa municipal esa desorbitante y privilegiada cantidad de dinero? La respuesta está clara, disparar con pólvora ajena, eso es indecente y el PP es indecente.

Comentarios