Opinión

Cuando el mensaje no es entendido

En contestación a la Asociación Síndrome de Down de Ceuta. 

Ayer hice público un escrito en referencia a la finalización del contrato de trabajo que mi hijo mantiene con la empresa Carrefour hasta el próximo día 11 de Julio.

Ese escrito lanzaba un mensaje muy claro, el sentimiento que tiene un padre en el objetivo de proteger a su hijo y a sus intereses.

En ningún momento pretendí ofender a nadie y creo no haberlo hecho. Al parecer el mensaje se ha distorsionado y confundido, porque se pretende con la réplica defender la ejemplaridad y solidaridad que la empresa Carrefour sostiene llevando a cabo mediante el acuerdo que mantiene con la Asociación Síndrome de Down de Ceuta, a través del programa Apoyad2.

Que consiste en la inserción de dos [email protected] durante el periodo de un año, posibilitando el acceso al mundo laboral de muchos integrantes de esta Asociación, Asociación que por cierto fue fundada por un servidor.

En ningún momento quise hacer una crítica ni al programa ni a la empresa en ese sentido, sino que para que un programa sea efectivo y la inclusión sea plena se deben mejorar los acuerdos, ya que tras la contratación de varios [email protected] por ese periodo y pasado varios años, no se ha quedado ninguno en plantilla. 
La prueba de que la inclusión es plena y efectiva en una empresa de ese calado es demostrar que el programa no es cuestión de quedar bien sino de una realidad convirtiendo alguno de esos contratos en fijo, ya que ese debe ser el objetivo principal de la inclusión social y la inserción laboral.

Por supuesto que estoy totalmente a favor y agradezco como así lo hice, que esta empresa continúe con el programa, y a la Asociación Síndrome de Down de Ceuta el esfuerzo por conseguir ese acuerdo, con las rotaciones correspondientes.

Pero ello no quita el que yo como padre reivindique la inclusión plena y efectiva, al mismo tiempo que pretenda proteger a mi hijo, intentando conseguir remover esos obstáculos que la sociedad y la vida misma ponga en su camino. Con la única pretensión del logro de una estabilidad laboral y emocional de éste, porque el que a mi hijo lo hicieran fijo sería un logro atribuible a todos y un triunfo para esta Asociación, como así se ha demostrado con otros integrantes y en otras empresas.

El intentar conseguir mediante la expresión de un sentimiento y hacerlo público. que a tu hijo lo hagan fijo, no es ir en detrimento de un programa ni quitar oportunidades a los demás, sino todo lo contrario es intentar conseguir que una empresa asuma su parte de solidaridad y se consiga que ese acuerdo mejore, produciendo el compromiso de que algunos tengan la oportunidad de ser fijo en plantilla. Promoviendo la inclusión plena, y que la inserción laboral sea efectiva, ese es el objetivo principal de un programa de inserción laboral, y que no se quede tan sólo en promover durante un año dicha inserción. 

Porque una vez alcanzado el nivel óptimo y cuando al fin consiguen estos divinos seres superar las dificultades en el trabajo, tienen que abandonar su rutina y dejan de trabajar, produciendo en ellos un enorme vacío y bajo mi punto de vista una frustración que desmerece la parte positiva de ese programa en algunos casos.

Siento y lamento que mi mensaje no haya sido entendido por algunos y se intente desviar la principal motivación de mi escrito.

Vuelvo agradecer la oportunidad brindada, y a todo el personal de Carrefour Ceuta, a todos sin excepción, porque han demostrado una gran calidad humana, y el trato con mi hijo ha sido inmejorable. También debo agradecer la labor que realiza la Asociación Síndrome de Down Ceuta y a su personal.

Pero sigo pensando que hay que seguir trabajando y luchando por una inclusión plena, y no conformarse con la rotación anual, sobre todo motivar a empresas que tienen capacidad suficiente para sostener a una gran plantilla, y que deberían ser consecuentes y convertir algunos contratos en fijos.

Ya que eso demostraría la real efectividad de un programa y acuerdo, al igual que lo han hecho otras empresas en esta ciudad.

Seguiré luchando por mi hijo y por una inclusión plena y efectiva.

Comentarios