Opinión

Están robando

Muy pronto se van a cumplir 40 años de la reforma política en España y recuerdo esas primeras pegadas de carteles en la antigua Plaza de los Reyes donde yo acudía de la mano con mi padre así como muchos ceutíes con esas caras de ilusión e incertidumbre pensando en la libertad y la prosperidad.

Y mientras se envainaban muchos sables en los cuarteles y algunos que chirriaban en otros tantos, la pistola se iba guardando en el cinto de los grises y los verdes dando paso a la sangría de la banda terrorista ETA.

Y entremedias de esos cuarenta años me acuerdo de Robin Hood que fue un arquetípico héroe y forajido del folclore inglés medieval, quien era de gran corazón y vivía fuera de la ley, escondido en el Bosque de Sherwood y de Barnsdale, cerca de la ciudad de Nottingham. En la Inglaterra medieval, todo individuo que se oponía a los edictos reales era forajido.

Hoy día en las redes sociales y en lugares de reunión de la gente joven que recibe el título de la que hoy no vale nada, ese mismo título que recogimos en los ochenta a voz en grito de los mayores que añoraban la ausencia del Paco "la juventud de hoy no vale na"...

Han pasado ya cuarenta años de la muerte de Francisco Franco y tras proclamar Don Juan Carlos ser el Rey de todos los españoles con la legalización de todos los partidos políticos se ha caído en la desazón, la desesperación y tras unos breves instantes con la cultura del ladrillo y el pelotazo urbanístico y la especulación vinieron aquellos polvos tras esos lodos.

Y quizá mucha gente joven no sepa que hubo muchos políticos y dirigentes que fueron asesinados de la manera más vil cruel y cobarde a manos de la banda terrorista ETA, fueron un total de 41 desde Isaías Carrasco, pasando por Gregorio Ordoñez, donde la banda terrorista interrumpía los telediarios, novelas y programas televisivos para dar paso a los lúgubres "avances informativos ". La mitad de ellos desde que, a mediados de los años 90, lanzase una intensa campaña de ataques contra los representantes de PP y PSOE en los ayuntamientos.

Desde el senador socialista Enrique Casas en 1984, no fue hasta los años noventa cuando los políticos, y particularmente los concejales del PP y el PSOE, se convirtieron en objetivo preferente de la banda terrorista.

El 23 de enero de 1995 fue asesinado en San Sebastián de un tiro en la nuca el presidente del PP en Guipúzcoa, Gregorio Ordóñez, que también era el portavoz del PP en el País Vasco y que había sido designado candidato a la alcaldía donostiarra. Fernando Múgica Herzog dio paso al que hizo movilizar a toda España como fue Miguel Ángel Blanco si en ese plazo de 48 horas el Gobierno no anunciaba el acercamiento de presos vascos a cárceles del País Vasco.

Así como otros que conmovieron los cimientos más allá de la política pasando al plano sentimental como el asesinato en Sevilla del concejal del PP y segundo teniente de alcalde en el Ayuntamiento sevillano, Alberto Jiménez Becerril, y a su esposa, Ascensión García Ortiz. Los jóvenes saben que Martin Carpena es un palacio de los deportes en Málaga pero quizá no sepan que la banda terrorista ETA asesina a José María Martín Carpena, concejal del Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento de Málaga, en presencia de su mujer y una de sus dos hijas. Martín Carpena, de 49 años, recibió seis disparos, cuando salía de su casa en el barrio malagueño de las Chapas, en la zona norte de esa ciudad andaluza, para acudir a un acto oficial.

Y tras las alegrías por la reforma política y las medallas que ponía luciendo crespones negros desde Suárez, Rodolfo Martín Villa, los gritos contra Gutiérrez Mellado como esos del Ejército al poder! pasamos por los políticos imputados por corrupción que suman un total de 127 y que los han votado el resto de ciudadanos de todo el territorio nacional con 49 del PP,33 del PSOE, tres de Izquierda Unida, cuatro de coalición canaria , y el resto repartidos desde BNG, el PSC, el BOLI, pasando por los CCN ATC CPM CA PIL NSP UTPS, unión cordobesa, convivencia andaluza y algunos que parece los crearon en la comunidad de vecinos.

Quizá en este cruce de acusaciones y el tu más y el mío menos los casos de Bárcenas y Roldan, Rubio y De la Rosa en los noventa han eclipsado las historias de SOFICO en los setenta o el miedo que pudiera dar el pasar una factura al Palacio de Oriente o a la Zarzuela si el que pedía un anillo de brillantes era el "yerno del Rey o cuñado del Príncipe".

La clase política ha tenido de todo en estos cuarenta años de democracia y muchos murieron bajo la bomba lapa y el tiro en la nuca y quizá nunca los valoraremos del todo porque tenían su familia en casa y eran abogados de prestigio así como médicos y profesionales que hicieron su pasión el ejercer de la política no como algunos que se metieron en el vivir del arte de la política como el caso en Marbella de Roca como el asesor más famoso en la historia del urbanismo y estos empañaron la labor política de quien se preocupó del ciudadano y tenía su trabajo y su carrera hecho a base de hincar los codos y no como lo que nos trajo la era moderna que han sido pasto de las chirigotas ahora que llega el carnaval y la que nos espera para formar gobierno. Solo queda intentar borrar de la memoria a todos nosotros la tan manida frase que siempre acompaña a los titulares y portadas de que nos están robando.

Comentarios