Opinión

Nadie en el Tercio sabía

Ábreme las puertas que ya me estoy alistando, ábreme que vengo a luchar, tantas veces traigo estas letras porque en la Cota más alta de nuestra Ceuta, de Dar Riffien a Tauima, Villa Cisneros, Ronda, Fuerteventura o Almería, es el marinero es el Legionario, quien lo diría si fuera este poeta que contando cosas, de la Infantería cuando el amor llega a mi de esta manera, suspirando mi pasión por formar parte de ellos en la cuna de la Legión.

Ábreme las puertas que ya me estoy alistando, ábreme que vengo a luchar, tantas veces traigo estas letras porque en la Cota más alta de nuestra Ceuta, de Dar Riffien a Tauima, Villa Cisneros, Ronda, Fuerteventura o Almería, es el marinero es el Legionario, quien lo diría si fuera este poeta que contando cosas, de la Infantería cuando el amor llega a mi de esta manera, suspirando mi pasión por formar parte de ellos en la cuna de la Legión.

Nadie en el Tercio sabía quien era aquel legionario, por si alguien lo ignora La Legión nació en esta tierra.

Por no tener no tenemos ni Bandera, tendremos que ganarla... La Reina Victoria se pinchó en tan hermosos dedos, bordándola con sus doncellas como un relicario, y si nuestra Historia es tan bella al gritar por ella, Nuestra Bandera " la más gloriosa " porque luego la tiñeron de sangre sus legionarios.

El Fundador José Millán Astray dejó esta poderosa demostración de preparación, esfuerzo y eficacia basada en el Bushido, cuyos ideales son" No dejarse sobrepasar por nadie ni sus ideales, Servir al Jefe Supremo, Ser fiel a los padres, Ser piadoso y sacrificarse en bien de los demás.

Son los cuatro votos, que impone el Bushido, La Muerte, la Fidelidad, la Dignidad y la Prudencia así como la vía de los Caballeros, Culto al Honor, Culto al Valor, a la Cortesía y el Culto a la Patria.

Muertecito de celos tengo centinelas por las noches me llegaran a decir, si mi pluma se equivoca si nombro otra, que no hay mejor piropo que a mi al alma me llegara, que un Caballero Legionario aquella noche me dijera, " yo soy su hermano ".

Quién no ha llorado por el Encuentro de Semana Santa y por las calles de Jáudenes y Velarde, por estar hoy conmigo con orgullo lo digo habéis sido el motivo que tantas cosas pueda contar, a esos Desfiles con Estevez Bascoy, con Román Baldellón, con Roel Fernández, con Timón Sanchez, con Alvarez Gaumé, y las llamadas de afecto de García Vaquero.

Con razón o sin ella, si alguna vez me fuera, mi cuerpo lo envolviera la Bandera nacional por el amor que mi me diera, dejo como legado este momento compartido por confiar cada memoria de los míos en mis letras.

A mis veteranos, Nicolás Román, Macías Lozano, Hipólito, Diego el abuelo, Ángel López, Ortega León, Pere Pons, Navarro Otero y muchos que me deje en el tintero.

A los que están como Nayra Solero, los primero Paniagua y Solero, el mayor Delgado, el cabo Atencia y los que con su afecto y su mirada hinchan de orgullo sus corazones.

Convivir juntos y fomentar junto a la Disciplina, el Sacrificio, el Deporte y la Vida Sana, son El alma de La Legión que llegan a mi vida como prueba física y espiritual, donde se esconde el sufrimiento, el compañerismo, la Unión y el Espíritu de Socorro.

La Fuerza de Acción Rápida, el reclutamiento de Extranjeros, Los Banderines de Enganche para que todos vuelvan a nuestros Tercios, La identidad propia, por Historia, y esos símbolos que fortalecen la voluntad e Impulsan el Sacrificio.

Al frío o al calor el II Tercio siempre inspira mi pasión y por un compañero perdido, Luis Carrascosa " El Bola " cuando el Soldado se marcha pero no su Espiritu, y si en nuestro Aniversario, recordamos a una sola persona en los nombres de Marcelo Villebal Gaitan, Carlos Expresati de la Vega, Anibal Calero Perez, se consideraba Creado el Tercio de Extranjeros y así llevamos ya 97 años en vanguardia, siempre recordamos lo que somos y de donde venimos.

Y si alguien me dijera, qué pinta en García Aldave un marinero si al Tercio los barcos no llegan, va por mi hermano Miguel que cumple ya veinte años desde que se alistó a las filas legionarias y culpable del veneno que llevo dentro de mis venas, sus vivencias con la Camisa Verde por eso nadie en el Tercio Sabía, si en esta vida o en otra yo fui Legionario y como manda mi Coronel :

Con el gorrillo en la mano y el brazo en alto, gritad conmigo: ¡ Viva España ! ¡Viva el Rey !! ¡Viva La Legión!.

Comentarios