Domingo. 22.07.2018 |
El Tiempo
Opinión
Javier Díez Nieto
11:05
10/07/18

¡Alea jacta est!

Bien… la ¡Suerte está echada!... Porque aquí en nuestra casa, Ceuta, y en el Partido Popular la cosa está clara en cuanto su decisión ante el próximo congreso del Partido. Ya que su presidente ha sentenciado, adelantándose a la libertad de decisión final del congreso de sus compromisarios, dar su apoyo a la candidatura de Soraya Saénz Santamaría… ¡Nada que hacer!

¡Alea jacta est!

Bien… la ¡Suerte está echada!... Porque aquí en nuestra casa, Ceuta, y en el Partido Popular la cosa está clara en cuanto su decisión ante el próximo congreso del Partido. Ya que su presidente ha sentenciado, adelantándose a la libertad de decisión final del congreso de sus compromisarios, dar su apoyo a la candidatura de Soraya Saénz Santamaría… ¡Nada que hacer! Porque de esta manera los compromisarios de Ceuta ya saben su obligación sobre a quién deben votar. ¡Que nadie intente romper la disciplina del aparato en Ceuta, porque si no…no saldrán en la foto!

De esta manera el otro candidato, Pablo Casado, en nuestra ciudad tan llena de océano y mar que araña sus costas, ya sabe que lo tiene perdido antes de empezar. Porque… aunque su voto avalando a Cospedal, persona de partido, era claro y notorio, más al perder está a nivel nacional frente al aparato de poder, no le ha quedado más remedio que abanderarse con otra bandera que considera ganadora. Solo los ingenuos, después de la decisión de su presidente, pueden pensar que los compromisarios designados en nuestra ciudad pueden votar a otro candidato que no sea el que ahora “Él” ha decidido. Atrás queda la libertad de voto de los irrelevantes  afiliados

Porque esta decisión publicitada en los medios es toda una orden. Es como un terrible picotazo en el pecho de la candidatura de Pablo Casado. Y además un aviso a navegantes de que  se ha cambiado sin más de Cospedal a Santamaría, dejando fuera del juego a Pablo Casado. Y afirmo que puede olvidarse de la libertad de los votos de nuestros compromisarios en el congreso, porque todos ellos han sido señalados y elegidos por su presidente. Y este emulando a emperador Julio Cesar frente al Rubicón, ha dicho a su manera lo mismo que él dijo sabiendo que empezaba una guerra civil entre los dos candidatos del mismo partido y así…”ÉL”...también ha decidido dar un paso adelante y consecuentemente en la confianza de que Soraya Saénz de Santamaría tiene más clientelismo político, ha marcado su nuevo abanderamiento. Porque quien está debajo de una bandera se llama abanderado.

Yo creo que esto ha sido así… que el presidente del Partido Popular de Ceuta ha visto la necesidad de unirse al seguro ganador que supone que es el aparato. Por eso…”Él”… sabe que podrá decir aquello de que ya lo sabía y que por eso la ha apoyado desde un principio, aunque la mayoría de los votos de los afiliados ceutíes hayan sido para su anterior apuesta…Cospedal la adversaria de Santamaría.

Porque no nos engañemos, alguien ha olfateado lo que es posible que llegue, y así, de esta manera, se anticipa rápido al futuro de reconocimientos que su decisión le puede acarrear con la probable presidenta del partido a nivel nacional. No nos engañemos su decisión adelantada es un campo preparatorio para futuras peticiones. Con ello se acaba la necesidad de explicar programas o de mantener las ideas que en principio caracterizaron al partido.

Y con esta decisión, a nuestros elegantes compromisarios se les ha marcado la puerta que deben traspasar con su voto. Es la potestad de quien verdaderamente dirige y manda sobre sus correligionarios. Lo siento, por Pablo Casado, ya que considero que mantenía mejor el cambio y regeneración del partido manteniendo sus ideales, al tiempo que  creo que Saénz de Santamaría ofrece simplemente más de lo mismo.

 

¡Alea jacta est!
Comentarios