Opinión

Los españoles merecemos un Gobierno que no nos mienta

Pedro Sánchez ha solicitado en sesión parlamentaria unidad de acción frente al coronavirus cuando aún no ha expresado arrepentimiento alguno por una gestión, que nos ha llevado a la primera posición del mundo por tasa de incidencias según el Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades. Un presidente, que, a pesar de esto, no duda en negar su ineficacia atacando a la oposición de liderar la guerra ideológica en los medios de comunicación, mientras ha planificado, desde Moncloa, su estrategia de manipulación mediática subvencionando a medios de comunicación afines.

Medios de comunicación que justifican la ineptitud del Ejecutivo “progresista” negando, con poco éxito, que este tuviera conocimiento de la gravedad de la pandemia que se aproximaba cuando la realidad demuestra todo lo contrario. De hecho, cuando el 30 de enero recibieron de la OMS la primera recomendación, respondieron “España no va a tener más allá de algún caso diagnosticado, que no habrá transmisión local, como mucho, muy limitada y controlada”. Pero es que el 3 de febrero respondieron a otra recomendación de la OMS afirmando “España tiene suficientes suministros de equipos personales de emergencias”.

Respuestas a las que la OMS replicó reiterándoles la urgencia de adquirir equipamiento de protección contra el covid19, y dos días después, fue la propia UE quien les alertó del riesgo de desabastecimiento de productos sanitarios. A lo que el Gobierno “progresista” garantizó que “España ya había implementado las medidas preventivas preparatorias”. Cuando la realidad ha demostrado todo lo contrario tal y como indican las informaciones hasta el momento.

Pero es que los avisos, que niegan tanto el Gobierno como sus medios afines, continuaron en el tiempo. El 24 de febrero, el director de la OMS, urgió a la comunidad internacional a “hacer todo lo posible para prepararnos para una pandemia”. Y justo una semana después, el 2 de marzo, el Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades y nuestro Centro de Seguridad Nacional advirtieron contra la celebración de actos masivos que pudieran propagar el virus. A lo que nuestros responsables políticos respondieron autorizando centenares de manifestaciones, eventos deportivos, lúdicos y políticos.

Y ahora te planteo, como ciudadano responsable y comprometido: ¿Cómo pueden negar una realidad sustentada en pruebas objetivas?, ¿cómo pueden exigir unidad de acción cuando aún no han pedido perdón a los miles de españoles contagiados, a los miles de españoles que han perdido a sus familiares y amigos?, ¿cómo no ha dimitido nadie ante tanta ineficacia, incapacidad e ineptitud? La respuesta es evidente, pero no seré yo quien la exponga, te corresponde a ti valorar, reflexionar y compartir tus propias conclusiones.

 

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad