Miércoles. 23.01.2019 |
El Tiempo
Opinión
Juan Redondo
09:55
07/01/19

No es justo lanzar la piedra y esconder la mano

No es justo que un político vaya contra un técnico por presunto delito contra la ordenación del territorio, por prevaricación, algo para lo que el Código Penal prevé condenas de inhabilitación especial.

No es justo lanzar la piedra y esconder la mano

No es justo que un político vaya contra un técnico por presunto delito contra la ordenación del territorio, por prevaricación, algo para lo que el Código Penal prevé condenas de inhabilitación especial. Y el caso es que no habría nada que objetar si este mismo político se empleara con tanta contundencia en todas las zonas de Ceuta y no solo en la Gran Vía, que de hecho me parece un verdadero despilfarro para las arcas municipales. Pero el tema no va por ahí. De hecho, este énfasis que ponen sobre la mesa deberían ponerlo también y llevarlo a la justicia en todo ese desaguisado existente de las casas ilegales, tanto en el Príncipe y Arcos Quebrados como en buena parte del Recinto Sur. La pregunta es: ¿Es que esos no atentan con la ordenación del territorio? Al parecer dar respuesta a esa pregunta no interesa y mucho menos atreverse a judicializarlo, pues ellos suponen que ahí tienen su nicho de votos. La gente ya está cansada de tantas mentiras y aquí  entra el tema de las religiones, tema este que muchos tratan de utilizar siempre que les vienen mal dadas y a la primera de cambio te achacan lo del racismo. ¿Racismo de qué? No dejarte hacer lo que te viene en gana, eso por lo que se ve es racismo.

Hay un hecho más que significativo en todo este entramado, el de los alquileres sociales. Algunos dicen que si no se dan habrá muchos desahucios. ¿Qué quieren decir con esto? ¿Que si te dan una casa de protección oficial no vas a pagar el recibo pertinente? Por esa regla de tres y por ese mismo sistema, si se pide una hipoteca y no se le paga al banco, este inicia un proceso de reclamación de cantidades que al final dará lugar a un más que seguro proceso de desahucio. Hasta ahora, y gracias a la desidia del Partido Popular, eso ha sido así, pero en algún momento habrá que cambiarlo y coger el toro por los cuernos y decir hasta aquí hemos llegado.

De hecho llevo denunciando por activa y por pasiva el desmonte de toda una ladera junto al Fortín de Piniers para el relleno de una vaguada y todavía estoy por ver si algún partido, tanto por los que gobiernan como de la oposición, se pronuncia sobre el tema. Pero parece que eso no importa siendo también un delito contra el medioambiente que está dentro del Código Penal. ¿Algún político dentro de la Asamblea lo ha denunciado? Pues no, parece que ahí está prohibido hablar del tema. Eso en algún momento saldrá y los responsables tendrán que rendir cuentas. ¿Eso puede ser calificado también dentro del delito contra la ordenación del territorio, no?

Sería interesante que el ciudadano supiese de todos estos tejemanejes que están solapados y de los que únicamente se  benefician esos poderes fácticos que son los que verdaderamente hasta ahora han manejado todo el cotarro sin haberles votado nadie. Ejemplos muchos, pero solo haré una sola mención: observen el último recibo mal llamado del agua. Ahora dicen que habrá una subida del 2,2% y, qué casualidad, que no es el agua sino sobre el alcantarillado y la basura. Pregunten qué empresas son las adjudicatarias y se llevarán una gran sorpresa.

Y el caso es que no habría nada que objetar si este mismo político se empleara con tanta contundencia en todas las zonas de Ceuta y no solo en la Gran Vía, que de hecho me parece un verdadero despilfarro para las arcas municipales. Pero el tema no va por ahí. De hecho, este énfasis que ponen sobre la mesa deberían ponerlo también y llevarlo a la justicia en todo ese desaguisado existente de las casas ilegales, tanto en el Príncipe y Arcos Quebrados como en buena parte del Recinto Sur. La pregunta es: ¿Es que esos no atentan con la ordenación del territorio? Al parecer dar respuesta a esa pregunta no interesa y mucho menos atreverse a judicializarlo, pues ellos suponen que ahí tienen su nicho de votos. La gente ya está cansada de tantas mentiras y aquí  entra el tema de las religiones, tema este que muchos tratan de utilizar siempre que les vienen mal dadas y a la primera de cambio te achacan lo del racismo. ¿Racismo de qué? No dejarte hacer lo que te viene en gana, eso por lo que se ve es racismo.

Hay un hecho más que significativo en todo este entramado, el de los alquileres sociales. Algunos dicen que si no se dan habrá muchos desahucios. ¿Qué quieren decir con esto? ¿Que si te dan una casa de protección oficial no vas a pagar el recibo pertinente? Por esa regla de tres y por ese mismo sistema, si se pide una hipoteca y no se le paga al banco, este inicia un proceso de reclamación de cantidades que al final dará lugar a un más que seguro proceso de desahucio. Hasta ahora, y gracias a la desidia del Partido Popular, eso ha sido así, pero en algún momento habrá que cambiarlo y coger el toro por los cuernos y decir hasta aquí hemos llegado.

De hecho llevo denunciando por activa y por pasiva el desmonte de toda una ladera junto al Fortín de Piniers para el relleno de una vaguada y todavía estoy por ver si algún partido, tanto por los que gobiernan como de la oposición, se pronuncia sobre el tema. Pero parece que eso no importa siendo también un delito contra el medioambiente que está dentro del Código Penal. ¿Algún político dentro de la Asamblea lo ha denunciado? Pues no, parece que ahí está prohibido hablar del tema. Eso en algún momento saldrá y los responsables tendrán que rendir cuentas. ¿Eso puede ser calificado también dentro del delito contra la ordenación del territorio, no?

Sería interesante que el ciudadano supiese de todos estos tejemanejes que están solapados y de los que únicamente se  benefician esos poderes fácticos que son los que verdaderamente hasta ahora han manejado todo el cotarro sin haberles votado nadie. Ejemplos muchos, pero solo haré una sola mención: observen el último recibo mal llamado del agua. Ahora dicen que habrá una subida del 2,2% y, qué casualidad, que no es el agua sino sobre el alcantarillado y la basura. Pregunten qué empresas son las adjudicatarias y se llevarán una gran sorpresa.

No es justo lanzar la piedra y esconder la mano
Comentarios