Opinión

Un Viernes Negro para una Noche en Blanco

De enhorabuena está el comercio ceutí. Esta semana se da el pistoletazo de salida a las compras navideñas con el “Black Friday”, una tradición americana que ha contagiado al resto de la sociedad mundial  como ya sucedió con Halloween. El “Black Friday” se está asentando en los mercados europeos con buenos resultados. Es una forma de incentivar al consumidor y que éste a su vez se vea premiado con numerosas ofertas y descuentos. Otro evento que tendremos en la ciudad será la Noche en Blanco. Ésta es más europea y nace con la idea de mezclar lo cultural con lo comercial.  Hasta aquí podríamos decir que nuestra ciudad,  dedicada al comercio y al turismo, tiene que sacar rédito de estas oportunidades e intentar que ese día los comerciantes y viandantes se encuentren envueltos en un ambiente lo más agradable posible.

De enhorabuena está el comercio ceutí. Esta semana se da el pistoletazo de salida a las compras navideñas con el “Black Friday”, una tradición americana que ha contagiado al resto de la sociedad mundial  como ya sucedió con Halloween. El “Black Friday” se está asentando en los mercados europeos con buenos resultados. Es una forma de incentivar al consumidor y que éste a su vez se vea premiado con numerosas ofertas y descuentos. Otro evento que tendremos en la ciudad será la Noche en Blanco. Ésta es más europea y nace con la idea de mezclar lo cultural con lo comercial.  Hasta aquí podríamos decir que nuestra ciudad,  dedicada al comercio y al turismo, tiene que sacar rédito de estas oportunidades e intentar que ese día los comerciantes y viandantes se encuentren envueltos en un ambiente lo más agradable posible.

Pero, ¿por qué hacemos todo esto? ¿Qué pretendemos conseguir? Los datos que se manejan sobre la difusión del evento  en el  caso de la Noche en Blanco es nula. Hace tan solo tres días  la Cámara de Comercio con su presidente a la cabeza presentó en las oficinas de Turismo el programa que llevará a cabo el próximo día 27. Por cierto, un programa más familiar que participativo. Podríamos decir que la difusión de este evento es nula si queremos o pretendemos que personas de la Península y del mismo Marruecos nos visiten. En este sentido, cabe destacar que la ciudad aportará 9.000 euros a la Cámara de Comercio y no a la Confederación de Empresario, a pesar de que el viernes será internacional por el Black Friday y no por la Noche en Blanco. Los criterios del porqué aún no lo sabemos pero todo indica que los favores tarde o temprano se pagan.

Ojalá esos 9.000 euros repercutan directamente en las arcas de los comerciantes que van a estar apoyando directamente con sus establecimientos abiertos hasta las doce de la noche. Este mismo viernes se da la paradoja que tanto el Black Friday como la Noche en Blanco estarán en la calle, algo que no se entiende y que seguro será criticado por los que realmente se la juegan, los comerciantes. La semana que viene es puente en Ceuta y en el resto del territorio nacional. Echaría de menos que la Noche en Blanco se celebrara esa semana, así tendríamos un motivo para fomentar nuestras calles y no ver a una ciudad vacía además de tomar la temperatura a una gestión turística que cada vez está más rancia. Pero claro eso sería ser valiente y decir que realmente la Noche en Blanco no funciona mientras no tenga espíritu propio.

Aprovechar el Viernes Negro y la inauguración del alumbrado navideño no es ni ético ni comercial ni mucho menos propio de una entidad como la Cámara de Comercio. El éxito personal eclipsa al colectivo. Al final pensaremos que los 9.000 euros forman parte de un segundo pago a lo que en su día se llamó la Feria del Empleo. Dinero suficiente para apoyar un evento que debería ser cultural  de un solo día y que realmente el protagonista sean los artistas, pero los  de verdad. A los comerciantes de esta ciudad hay que dejarlos tranquilos y no engañarlos porque, entre otras cosas, ellos saben quién es su cliente potencial y ellos mismos saben cuáles son las carencias y las cosas que no se están haciendo bien. Las rebajas del IPSI, las bonificaciones en el transporte marítimo para las mercancías y el problema de la frontera son motivos suficientes para saber que la Noche en Blanco o cualquier otro evento no solucionará los problemas, tan solo maquillarán la realidad. Una realidad de la que algunos no quieren ni hablar. Lo que sí es cierto es que tendremos un Viernes Negro con una Noche en Blanco.     

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad