Opinión

Pedro Sánchez y el cambio coherente

Durante estos días, ante la constitución de los nuevos ayuntamientos, a mi modo de entender, se están reiterando varios mensajes, entre los que están la radicalidad del PSOE, el interés de echar al PP de las nuevas corporaciones, las críticas a comportamientos y actuaciones de miembros que van a intervenir en los Gobiernos municipales… Por supuesto, nada que sea ilegal y falte el respeto a la ciudadanía tiene que permitirse, para eso están las leyes, pero nada que vaya en contra de los resultados democráticos tampoco. Todas las corporaciones locales se han constituido con respeto a la legalidad, respetando la voluntad de los ciudadanos y el ordenamiento constitucional.

Durante estos días, ante la constitución de los nuevos ayuntamientos, a mi modo de entender, se están reiterando varios mensajes, entre los que están la radicalidad del PSOE, el interés de echar al PP de las nuevas corporaciones, las críticas a comportamientos y actuaciones de miembros que van a intervenir en los Gobiernos municipales… Por supuesto, nada que sea ilegal y falte el respeto a la ciudadanía tiene que permitirse, para eso están las leyes, pero nada que vaya en contra de los resultados democráticos tampoco. Todas las corporaciones locales se han constituido con respeto a la legalidad, respetando la voluntad de los ciudadanos y el ordenamiento constitucional.

Ayer tuvo lugar la proclamación de Pedro Sánchez, como candidato socialista para Presidente del Gobierno. No hay más que contemplar la imagen del Secretario General del PSOE, con la  bandera constitucional de España al fondo, para que el mensaje del miedo, al que se aferra la derecha por sus malos resultados, automáticamente se difumine. En la historia de nuestro país, el recurso al miedo ha sido una constante, para limitar el desarrollo de nuestras libertades y que nos pudiéramos desarrollar como un país libre y democrático, sin querer defender con ello que se esté en contra de la libertad de expresión.

He podido comprobar personalmente en el citado acto, observando los rostros de los asistentes, la coherencia física del cambio que propugna Pedro Sánchez y el PSOE. La presencia de Alfonso Guerra, José Luis Rodríguez Zapatero, Alfredo Pérez Rubalcaba, miembros de los Gobiernos de Felipe González y del citado Presidente, Susana Díaz, Rafael Simancas, Ángel Gabilondo, Antonio Miguel Carmona, cargos públicos del pasado y del presente, también la presencia de Tomás Gómez…alusiones  a otros destacados dirigentes socialistas de la reciente etapa democrática El pasado, el presente y el futuro se unen en el Partido Socialista, la sensación de unidad salta a la vista y en el comportamiento de los cargos públicos, militantes y simpatizantes. Unidad y diálogo, de la que no han sido ajenas las organizaciones sindicales, así como otras múltiples organizaciones y asociaciones presentes, destacando también importantes representantes de la cultura.

Pero este acto no se ha limitado, ni mucho menos, a ser meramente una representación. Pedro Sánchez ha dado un repaso a los principales problemas del país, además de poner énfasis en la alternativa que plantea el Partido Socialista. Se centró especialmente en los dos principales problemas que destacó: El empleo y la corrupción.

En el primer caso es más partidario del esfuerzo que del sacrificio. Algunas de sus consideraciones fueron: “La importancia de la unidad y convergencia de científicos y universidad, jóvenes y mayores, empleados y desempleados…Es en la economía donde se decide el uso de los recursos naturales, no puede ser ajena al bienestar de los ciudadanos… La austeridad es la bandera que enarbolan los que nunca la han practicado… Tener en cuenta la búsqueda del crecimiento en la cultura y la educación…la reindustrialización de España… No a más despidos en empresas con beneficios ni bancos rescatados…España necesita de un buen Gobierno, que no persiga fiscalmente al trabajador y amnistíe a otros…”

Respecto a la corrupción, algunas de las consideraciones de Pedro Sánchez fueron: “El error de aplicarla solo al adversario. Reconocer que la mayoría de los militantes de otros partidos son honestos. La democracia tiene un enemigo común, es la corrupción. Nunca le tembló y le temblará la mano en el combate contra la corrupción…” En otro orden de temas aludió al diálogo: “Estamos obligados al diálogo. Los ciudadanos exigen un Gobierno con diálogo, una nueva forma de valentía…”  Respecto al patriotismo comentó que: “Ser patriota es que la senda del país transcurra con libertad y prosperidad”.

Pedro Sánchez propugna un cambio seguro, valiente y coherente, con la socialdemocracia. Mencionando a Fernando de los Ríos afirmó: “La única revolución que hace falta es la del respeto” Terminó con estas aseveraciones: “ Construir una España de oportunidades, federal, con la riqueza de sus lenguas, donde trabajar garantice llegar a final de mes, las mujeres cobren igual que los hombres, donde el mérito y la capacidad sean la base y los pensionistas cobren pensiones dignas”

Respecto a Ceuta, siempre sería insuficiente el reconocimiento  al ingente trabajo, compromiso y la dedicación de José Antonio Carracao a Ceuta, así como a mejorar el partido. Los valores y el legado que dejan tanto él como su equipo hablan por sí mismos. Afortunadamente tanto Carracao como todos sus colaboradores/as continúan en Ceuta. En la línea de la coherencia, estoy completamente seguro que el PSOE de Ceuta, solventará la salida a la actual situación, en función de lo que mejor convenga a Ceuta, que es su principal razón de existir, al igual que España es la principal razón de la fundación del PSOE y por la que trabaja Pedro Sánchez y todo el partido unido con él, uniendo el pasado, el presente y el futuro.

Comentarios