Curiosidades

¿Es este el gol más absurdo de toda la historia?

Ocurrió en Turquía, durante el transcurso de un partido que disputaba el filial del Gaziantep BB. El árbitro les señaló una pena máxima en su contra, y el guardameta logró detener el lanzamiento, pero la jugada no finalizó ahí.

Y es que, como se puede ver en las imágenes, uno de sus compañeros, en pleno éxtasis de alegría por la atajada del meta, le abraza con tan mala suerte de hacer que el balón se le cayese al portero de las manos... Entrando en la portería y dando pie a un gol en propia puerta.

El vídeo se ha viralizado rápidamente en las redes sociales por lo poco común de la situación.

Comentarios